Jamón y vino ¿Cómo acompañarlos?

Comer es un placer, pero hacerlo con el complemento apropiado aumenta exponencialmente las sensaciones. Es por eso, que el jamón y el vino son compañeros inseparables desde hace mucho tiempo. 

Pero, ¿Qué tipo de vino se acompaña con jamón? Para poder escoger el vino que mejor combine con el jamón se debe hacer una lista con los más habituales, ya que la mayoría de los vinos tintos ocultan el sabor del jamón.  

Maridaje de jamón y vino

El maridaje se basa en combinar las propiedades organolépticas entre los alimentos. 

La bebida y la comida deben sumarse juntos para aumentar y descubrir el disfrute de la combinación entre el jamón y el vino, ninguno debe ocultar o hacer sombra al otro

El maridaje más clásico es el jamón serrano o ibérico acompañado con vino tinto, aquí hay que evitar esos vinos que tienen una impronta extremadamente fuerte, para no opacar los sabores y aromas del jamón. 

Podemos diferenciar entre 2 tipos de maridaje. El primero, es el maridaje por contraste, gracias a los cavas y vinos blancos propios de este acompañamiento, consigues limpiar el paladar y disfrutar del auténtico sabor del jamón en cada loncha, evitando que los sabores luchen entre sí. 

En segundo lugar está el maridaje de acompañamiento, que se refiere a la unión que se obtiene cuando se combinan algunos vinos con el jamón, esta fusión se obtiene mezclando ambos sabores en uno. 

Tipos de vinos para acompañar el jamón

Es importante encontrar un vino que esté a la altura y calidad del jamón serrano, es por eso, que muchos prefieren acompañarlo con tintos jóvenes, que mezclan su frescor con el sabor intenso del jamón. 

Entre la variedad de sabores encajan a la perfección los que son elaborados con uva Cabernet Sauvignon

A continuación, nombraremos los tipos de vino para acompañar jamón serrano

Vino tinto

El vino tinto maridará muy bien con el jamón, pero debe ser tinto del año o con mucha crianza, porque si lo maridamos con tinto de gran reserva, podemos llegar a solapar los matices del jamón y no se disfrutará al máximo. 

Vinos blancos

¿Qué vino va con jamón ibérico? Si el jamón escogido es en etiqueta blanca, de paladar más sutil y suave, este vino es perfecto para resaltar el jamón, donde la sal también hará que nuestro vino sea más intenso y largo. Un rosado de Navarra o un godello de Valdeorras serán elecciones acertadas. 

Vinos de Jerez

Los vinos generosos son los que tienen una graduación alcohólica entre 15 y 23 grados. Estos vinos se obtienen a través de sistemas de crianza peculiares y específicos que les conceden características únicas y propias. 

Este proceso se hace con una selección cuidadosa de uvas. Actualmente, se encuentra este tipo de vino en todas las zonas de España, pero se conoce como vinos de Jerez

Los vinos fortificados o generosos se añejan en roble y es posible encontrarlos en la versión seca y dulce. 

Otros vinos

Los vinos blancos combinan bien cuando tienen una crianza. Es recomendable no optar por blancos jóvenes, porque normalmente tienen acidez y notas afrutadas. Así que te perderás con el sabor intenso y textura grasa del jamón. 

Los vinos blancos dulces tampoco son los más recomendables para maridar, ya que en la mayoría de los casos duermen las papilas gustativas e imposibilitan disfrutar de un alimento sabroso y expresivo. 

Los espumosos son un verdadero reto. Los que son muy jóvenes y afrutados y con burbujas no se entienden con el jamón, porque los anula y aplasta. 

Los viejos espumosos y algunos champanes representan un verdadero juego de colosos para el jamón ibérico, potenciando expresiones, sus matices y se enfrentan al orgullo. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad