Tipos de Embutidos en España

Los embutidos son aquellos derivados y preparados de las carnes picadas, sometidas o no a los procesos de curación, despojos comestibles y grasas de cerdo con productos vegetales, condimentados, especias e introducidos en sus tripas.

Además, forman parte de la tradición culinaria española, ya que aportan un inmenso sabor y color a una gran variedad de platos. Estos son apetecibles en cualquier época del año, pero generalmente cuando hay bajas temperaturas.

Estos son los tipos de embutidos que existen y sus principales características:

  • Fiambres: Este grupo cuenta con mortadela o jamón de York que son productos rosados, a diferencia de los colores oscuros que tienen los otros embutidos.
  • Embutidos de vísceras: Lejos de usar carne de animales, este embutido se hace con sus entrañas como la salchicha o la longaniza.
  • Embutidos de sangre: Son los que se fabrican con la sangre del animal como la morcilla.
  • Embutidos de carne: Son los más comunes, consumidos y conocidos, entre ellos se encuentran el salchichón, la butifarra, el chorizo, el lomo, el fuet, entre otros.

Tipos de embutidos españoles

El embutido es una tradición en España, convirtiéndose en uno de los manjares preferidos no solo para los españoles, sino también, para los turistas. Esto se debe a que es uno de los aperitivos más apreciados dentro de las ciudades del país.

A continuación, nombraremos los tipos de embutidos españoles que son más tradicionales, de dónde provienen y el tipo de curación que llevan:

  1. Chorizo: Se une a la historia de la península ibérica y a los países que tienen influencia cultural española. Este embutido se puede curar con procesos de ahumado o secándose al aire, concediéndole un original sabor.
  • Salchichón: Su origen tiene pasaporte romano y griego. La mezcla de carne magra de cerdo y tocino condimentado con especias y sal, se deja macerar por un día completo, después se embute en piel del intestino y se somete al proceso de humo o curación natural.
  • Morcilla: Puede llegar a presentarse con un proceso de curación prolongado o en crudo, así que requerirá pasar por el sartén, plancha o brasa para ser degustada. En cada provincia de España, hay un tipo de morcilla diferente, pero la morcilla de Burgos es la más conocida.
  • Sobrasada: Es el embutido más característico de las Islas Baleares. La condimentación consiste en una selección de la carne de cerdo y a la que se añade grandes cantidades de sal, pimienta negra y pimentón. En el proceso de su elaboración hay 2 etapas, en la primera se deja que el producto seque y madure, y en la segunda se pica la carne de cerdo y se mezcla con varios ingredientes.
  • Lomo embuchado: Proviene del cerdo y se elabora con la parte más magra del animal. La fabricación comienza con una pieza de carne seleccionada y se aliña con ingredientes y especias tradicionales como el pimentón, el ajo y la sal. En el producto final se presenta infiltración de grasa y con un color oscurecido por el secado natural.
  • Longaniza: En España es el embutido más popular, pero también se conoce en varios países de Sudamérica. Las recetas varían entre las regiones, ya que existen muchas variantes. Se logra consumir una vez haya sido sometido a la curación de varios meses o fresco después del cocinado.
embutidos españoles

Embutidos Catalanes

La gastronomía de Cataluña tiene una extensa variedad de productos que explotan la dieta mediterránea con sabor y calidad. Aparte, son embutidos que se elaboran de forma artesanal desde siglos atrás, formando la tradición y cultura catalana. 

Lo primero que debes conocer, es que existen dos tipos de embutidos catalanes, que son los cocidos y los curados. Mencionaremos cuales conforman a cada uno y las características que presentan:

Embutidos curados

Los embutidos curados son desde hace un siglo una manera de conservar los alimentos que permiten alargar la vida de las carnes, trasladarlas y conservarlas sin frío. Los que conforman estos embutidos son:

  • Fuet.
  • Secallona.
  • Somalla.
  • Didalets.
  • Longaniza.
  • Xolís.

Embutidos cocidos

La elaboración de los embutidos cocidos es otra manera de conservar las carnes y tienen un sabor más suave. Los que lo conforman son:

  • Bull negro.
  • Bull blanco.
  • Bull de hígado.
  • Butifarra de perol.
  • Butifarra negra.
  • Butifarra de huevo.
  • Butifarra blanca.

Tipos de embutidos Ibéricos

España es la auténtica y principal productora de los embutidos ibéricos, ya que en la península ibérica se dan las condiciones necesarias para criar los genuinos cerdos ibéricos. Esto es lo que hace que su carne sea tan jugosa.

Los tipos de embutidos ibéricos son:

  1. Chorizo ibérico: Se elabora con las carnes magras de gran calidad del cerdo y se condimenta con pimentón, aportándole un color rojizo.
  • Morcón ibérico: Este se produce de forma parecida al chorizo, pero es más pequeño y grueso.
  • Salchichón ibérico: Al igual que los anteriores, se produce con carne magra y se condimenta con distintas especias como la pimienta.
  • Lomo ibérico: Se suele acompañar con pan y aceite para disfrutar de todo su sabor. Su elaboración es con el lomo de los cerdos ibéricos, esta zona apenas tiene grasa y se condimenta y se embucha, por eso también se le conoce como lomo embuchado.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad