¿Qué significa la E en los aditivos alimentarios?

Amarillo de quinoleína

Los «números E» de la lista de ingredientes de los alimentos envasados sustituyen al nombre químico o común de determinados aditivos alimentarios. Se utilizan para mejorar el color, el sabor, la textura o evitar que los alimentos se estropeen.

Los aditivos alimentarios se han utilizado durante siglos. Los antiguos romanos utilizaban especias como el azafrán para dar a los alimentos un intenso color amarillo. La sal y el vinagre se utilizaban para conservar las carnes y las verduras en los viajes largos.

200 a 299: Conservantes. Impiden el crecimiento de microbios en los alimentos que podrían enfermarnos. El E220, por ejemplo, es dióxido de azufre, un conservante que se utiliza habitualmente en el vino para evitar que las bacterias del ácido acético lo conviertan en vinagre.

400 a 499: Espesantes, emulsionantes y estabilizadores. Los espesantes se utilizan habitualmente en sopas o salsas. Los emulsionantes ayudan a mantener mezcladas las sustancias aceitosas y las acuosas, como la mayonesa. Sin emulsionantes, la parte aceitosa y la acuosa pueden separarse, como ocurre con las vinagretas.

Las restricciones del número E varían según los países, dependiendo de cómo las autoridades reguladoras locales interpreten los resultados de toxicidad del producto. La toxicidad es la capacidad de una sustancia de causar daños, que suele estar relacionada con la cantidad de sustancia que se ingiere.

Números E

¿Qué son los aditivos alimentarios?    Los aditivos alimentarios son sustancias que se añaden intencionadamente a los alimentos para que cumplan determinadas funciones tecnológicas, por ejemplo, para colorear, endulzar o conservar. Los aditivos alimentarios se definen en la legislación (Reglamento CE 1333/2008, artículo 3) como «cualquier sustancia que no se consuma normalmente como alimento en sí misma y que no se utilice normalmente como ingrediente característico de los alimentos, tenga o no valor nutritivo, y cuya adición intencionada a los alimentos con un propósito tecnológico en la fabricación, la transformación, la preparación, el tratamiento, el envasado, el transporte o el almacenamiento de dichos alimentos dé lugar, o quepa esperar razonablemente que dé lugar, a que ella o sus subproductos se conviertan directa o indirectamente en un componente de dichos alimentos». ¿Cuáles son las clases funcionales de los aditivos alimentarios?    Los aditivos alimentarios pueden tener varias funciones en un alimento. Las clases funcionales se enumeran a continuación:

Base de datos de aditivos alimentarios

A pesar de lo que muchos creen -yo incluido hasta hace poco-, la E en la etiqueta de un alimento no significa necesariamente «Maldad». Los números E, que representan los aditivos alimentarios en los alimentos envasados, pueden ser tanto buenos como malos.

En los años 60, los gobiernos de Europa y EE.UU. introdujeron una lista de aditivos alimentarios aprobados, tanto de origen natural como de origen químico, con el fin de regular los aditivos y prohibir el uso de determinadas sustancias nocivas en nuestros alimentos. En Europa se codifican con números electrónicos, mientras que en Estados Unidos y otros países se utiliza un número o el nombre completo en las etiquetas.

Un estudio británico de 2007 reveló que estos colorantes artificiales, utilizados principalmente en dulces, pasteles y bebidas de colores, están asociados a la hiperactividad de los niños. En Europa siguen estando permitidos, pero las etiquetas deben mencionar que «pueden tener un efecto adverso sobre la actividad y la atención de los niños».

Las alergias a los aditivos alimentarios son frecuentes, y las reacciones típicas son dolores de cabeza, problemas de piel, náuseas, palpitaciones, temblores o trastornos digestivos. Restrinja los alimentos procesados e intente cocinar comidas caseras en la medida de lo posible para limitar la exposición de su familia a posibles desencadenantes.

Colorante alimentario

Los números E son números de referencia utilizados por la Unión Europea (UE) para facilitar la identificación de los aditivos alimentarios. Todos los aditivos alimentarios utilizados en la Unión Europea se identifican con un número E. La «E» significa «Europa» o «Unión Europea». En general, a cada aditivo alimentario se le asigna un número único, aunque a veces se puede asignar a aditivos relacionados una extensión en lugar de un número único, como E-470a y E-470b.

El Comité Científico de la Alimentación Humana (CCAH) es responsable de la evaluación de la seguridad de los aditivos alimentarios en la Unión Europea. Una vez que el CCAH aprueba un aditivo alimentario, la Comisión de la Unión Europea le asigna un número E. Los números E sólo se asignan a las sustancias que se añaden directamente a los productos alimentarios. Los aditivos como las enzimas y los auxiliares tecnológicos, que pueden clasificarse como aditivos directos indirectos o secundarios en EE.UU., no están incluidos en el sistema de números E.

La UE cuenta con una directiva sobre el etiquetado de los alimentos que exige que los aditivos alimentarios figuren en los ingredientes del producto siempre que se añadan con fines tecnológicos. Estos fines incluyen la coloración, la edulcoración y la potenciación del sabor, así como funciones comunes como la conservación, el espesamiento, la emulsión y otras similares. No es necesario incluir en la lista de ingredientes los aromatizantes y las sustancias utilizadas en la protección de plantas y productos vegetales o como nutrientes. Esto incluye minerales, oligoelementos y vitaminas. Por ello, algunas sustancias que están reguladas como aditivos alimentarios en otros países pueden estar exentas de la definición de aditivo alimentario en la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad