¿Qué es un cuchillo y para qué sirve?

Cuchillo deutsch

Las hojas de los cuchillos, que se fabrican con acero, pueden ser de metal estampado o forjado. Los cuchillos que son estampados se cortan de una hoja de acero y luego se mecanizan para formar una hoja afilada, que es aquella que disminuye de tamaño desde el mango hasta la punta y desde la parte superior (lomo) hasta la parte inferior o filo de la hoja. Si el cuchillo no estuviera afilado a máquina, la hoja se consideraría una hoja de grosor constante o uniforme, que no es muy funcional para el corte a mano. Los cuchillos totalmente forjados de acero al carbono forjado o de acero inoxidable de alto grado de carbono son de mayor calidad y proporcionan un mejor rendimiento de corte y rebanado.

El material más novedoso que se utiliza en la fabricación de hojas de cuchillo es el óxido de circonio, también denominado circonio cerámico, una sustancia muy dura que es sólo ligeramente más blanda que la dureza del diamante. Con un alto grado de dureza, los cuchillos fabricados con cerámica industrial no se desafilan fácilmente y mantienen un filo excepcional antes de tener que afilarlos. Los cuchillos de cerámica son excelentes para cortar una gran variedad de alimentos, haciendo que las lonchas finas sean una tarea fácil. Sin embargo, su uso en materiales más duros, como huesos y alimentos de textura dura, puede provocar que las hojas se astillen o se rompan, debido a que los materiales de las hojas son duros y rígidos y no tan flexibles como los metales más comunes. Los cuchillos de cerámica no necesitan ser afilados tan a menudo como otros cuchillos de metal, pero requieren que la persona que los afile esté cualificada para afilar materiales cerámicos.

Cuchillo de combate

Además de poder disfrutar del fruto de tu trabajo (una deliciosa comida), una de las mayores ventajas de cocinar es poder jugar con los cuchillos. Es algo que todos nuestros padres nos prohibieron, pero ahora somos niños grandes y podemos hacer lo que queramos. Si te tomas en serio el perfeccionamiento de tu arte culinario, o trabajas en una cocina profesional, tus cuchillos son tus herramientas de cocina más importantes. Con el tiempo se convertirán en una extensión de su mano y se impresionará incluso a sí mismo con sus habilidades con los cuchillos.

A la hora de elegir los cuchillos de cocina, hay dos bandos: El acero japonés o el alemán. En resumen, el acero japonés es conocido por sus cortes de precisión y un filo tan afilado que puede partir un pelo, mientras que el acero alemán es conocido por su durabilidad y equilibrio, y es un caballo de batalla en una cocina profesional o doméstica. En esta guía se presentan ambos tipos de cuchillos de cocina, además de otros elementos de corte esenciales, ya que algunas tareas en la cocina se prestan mejor a una hoja determinada.

Los japoneses son los creadores del santoku, por lo que no es de extrañar que sigan fabricando algunas de las mejores versiones de este cuchillo. Estos cuchillos son similares a los cuchillos de chef, pero son más cortos y finos. La hoja plana se presta más a un movimiento de corte hacia arriba y hacia abajo en lugar del movimiento de corte pendular de un cuchillo de chef tradicional. Estos cuchillos son excelentes para picar, rebanar y cortar en cubos con precisión. Este Shun 7-Inch, Hollow Ground Santoku es el camino a seguir.

Cuchillo wikipedia

Un cuchillo (plural cuchillos; del nórdico antiguo knifr ‘cuchillo, puñal'[1]) es una herramienta o arma con un filo o cuchilla, normalmente unido a un mango o empuñadura. Los cuchillos, una de las primeras herramientas utilizadas por la humanidad, aparecieron hace al menos 2,5 millones de años, como demuestran las herramientas de Oldowan[2][3]. Originalmente se fabricaban con madera, hueso y piedra (como el sílex y la obsidiana), pero a lo largo de los siglos, al ritmo de las mejoras en la metalurgia y la fabricación, las hojas de los cuchillos se han fabricado con cobre, bronce, hierro, acero, cerámica y titanio. La mayoría de los cuchillos modernos tienen hojas fijas o plegables; los modelos y estilos de hoja varían según el fabricante y el país de origen.

Los cuchillos pueden servir para varios propósitos. Los cazadores utilizan un cuchillo de caza, los soldados el de combate, los exploradores, los campistas y los excursionistas llevan una navaja de bolsillo; hay cuchillos de cocina para preparar alimentos (el cuchillo de cocinero, el cuchillo de pelar, el cuchillo de pan, la cuchilla de cortar), cuchillos de mesa (cuchillos para mantequilla y cuchillos para carne), armas (puñales o navajas), cuchillos para lanzar o hacer malabares y cuchillos para ceremonias religiosas o para exhibir (el kirpan)[4].

Qué cuchillo para qué

Los cuchillos se han utilizado como armas, herramientas y utensilios para comer desde la prehistoria.    Sin embargo, sólo en tiempos bastante recientes se han diseñado cuchillos específicamente para su uso en la mesa.    En la Edad Media, los anfitriones no proporcionaban cubiertos a sus invitados en Europa.    La mayoría de la gente llevaba sus propios cuchillos en fundas sujetas al cinturón.    Estos cuchillos eran estrechos y sus puntas afiladas se utilizaban para ensartar los alimentos y llevarlos a la boca para comerlos.

Sin embargo, mucho después de que se adoptaran los cuchillos para su uso en la mesa, siguieron utilizándose como armas.    Así pues, la naturaleza polivalente del cuchillo siguió suponiendo una amenaza de peligro en la mesa.    Sin embargo, una vez que los tenedores empezaron a ser aceptados como una forma más eficaz de coger la comida, ya no era necesaria la peligrosa punta del «cuchillo de mesa».

Los cuchilleros empezaron a hacer los extremos romos más anchos y redondeados para facilitar su uso, en combinación con el primer tenedor de dos puntas.    Muchos cuchillos se diseñaron con mangos parecidos a los de las pistolas y con una hoja que se curvaba hacia atrás para que la muñeca no tuviera que contorsionarse para llevarse la comida a la boca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad