¿Qué enfermedades produce la leche de cabra?

Beneficios de la leche de cabra

Gulzar Ahmad Nayik1*, Yash D. Jagdale2, Sailee A. Gaikwad2, Anupama N. Devkatte2, Aamir Hussain Dar3, Daniel Severus Dezmirean4*, Otilia Bobis4, Muhammad Modassar A. N. Ranjha5, Mohammad Javed Ansari6, Hassan A. Hemeg7 y Saqer S. Alotaibi8

La leche de cabra se considera una fuente potencial de diversos macronutrientes y micronutrientes. Contiene una buena proporción de proteínas, grasas, carbohidratos y otros componentes nutricionales que contribuyen a promover beneficios nutricionales y de salud deseables. La leche de cabra se considera superior en términos de numerosos beneficios para la salud, y menor riesgo de alergia, en comparación con la leche de otras especies. Se han empleado varias técnicas de procesamiento, como la pasteurización, la ultrafiltración, la microfiltración y los ultrasonidos, para mejorar la calidad y la vida útil de la leche de cabra y sus productos. En el mercado existen diversos productos a base de leche de cabra, como el yogur, el queso, la leche fermentada y la leche de cabra en polvo, entre otros, que se preparan mediante la intervención de tecnologías de procesamiento avanzadas. Las cabras criadas en sistemas de alimentación basados en los pastos han demostrado tener una composición nutricional de la leche mejor que la de sus homólogas. La leche de cabra contiene potenciales componentes bioactivos, que ayudan a mantener el correcto metabolismo y funcionamiento del cuerpo humano. Esta revisión ofrece una visión de los principales ingredientes nutricionales y componentes bioactivos presentes en la leche de cabra y su potencial papel en el desarrollo de varios alimentos funcionales utilizando diferentes tecnologías de procesamiento. La leche de cabra podría considerarse una opción importante para el consumo de leche en los bebés, en comparación con otras leches disponibles.

Desventajas de la leche de cabra

La diferencia entre la leche de vaca y la de cabra Cada vez somos más conscientes de que la leche de vaca puede no convenirnos y hemos empezado a buscar una alternativa que se adapte mejor a las necesidades de nuestro organismo. La leche de cabra es la más parecida a la de vaca desde el punto de vista nutricional y, sin embargo, tiene ciertas propiedades físicas que la diferencian, lo que puede repercutir en la digestibilidad y la salud1. Muchas personas que perciben que tienen problemas con la leche de vaca pueden tomar leche de cabra sin ningún problema, e incluso dicen que sus síntomas (como eczema; asma; hinchazón; estreñimiento; molestias digestivas y catarro) se reducen o desaparecen por completo. Se necesita una investigación científica más exhaustiva para confirmar estos beneficios anecdóticos, pero hay varios estudios que se han centrado en las diferencias entre ambas leches.1,2,3,4,5

Diferentes proteínas y grasas Aunque el contenido de grasa de la leche de cabra es similar al de la leche de vaca (3,5% para la entera, 1,6% para la semidesnatada y sólo 0,1% para la desnatada), los glóbulos de grasa son naturalmente mucho más pequeños2. La composición proteica de la leche de cabra también permite que se forme una cuajada más blanda durante la digestión, lo que puede ayudar a su salud y comodidad digestiva.

Beneficios de la leche de cabra para los ojos

Con el inicio de la producción de leche tras el parto, su cabra debe suministrar una gran cantidad de calcio con su leche. Normalmente, la cabra tiene reservas de calcio más que suficientes en sus huesos, pero si ha seguido una dieta rica en calcio durante su periodo de sequía, su cuerpo puede haber «olvidado» cómo movilizar esas reservas de calcio porque no lo ha necesitado. En consecuencia, cuando empieza a amamantar y necesita suministrar calcio a las glándulas mamarias para la producción de leche, sus niveles de calcio en sangre pueden descender hasta un nivel peligroso, dando lugar a lo que se conoce como fiebre de la leche.

Una fiebre de la leche moderada hará que la cabra esté aletargada, con poco apetito y poca producción de leche.  Los casos agudos de fiebre de la leche pueden dejar a la cabra en coma; necesitará atención veterinaria inmediata. Su veterinario tendrá que administrarle gluconato de calcio directamente en el torrente sanguíneo para restablecer las concentraciones normales de calcio en la sangre y restablecer la salud de su cabra. Su cabra no puede absorber suficiente calcio ni puede absorberlo lo suficientemente rápido de los alimentos para satisfacer las necesidades inmediatas de la lactancia, y si está enferma, no comerá de todos modos.

Leche de cabra frente a leche de vaca

El consumo de leche de cabra está aumentando en todo el mundo debido al valor nutricional y a la diversidad de productos que se elaboran con ella. La leche de cabra es más rica en Ca, Mg y P que la de vaca y la humana. También es rica en triglicéridos de cadena media -MCT-. La leche de cabra es una fuente de grasa, proteínas, lactosa, vitaminas B6 (25%) más, 47% más de vitamina A y 13% más de calcio que la leche de vaca. La leche de cabra es vital en el tratamiento de alergias, trastornos gastrointestinales, ECV, osteoporosis, hipertensión, cólicos y protección antimicrobiana. El desagradable olor que producen las cabras y las creencias negativas de la tradición demeritan las ventajas del consumo de leche de cabra y el desarrollo del sector, más aún en los países en desarrollo. El objetivo de este artículo es dar a conocer los valores nutricionales de la leche de cabra, destacando los principales componentes de la leche y su valor medicinal mediante información reciente, y recomendar nuevas investigaciones sobre el valor nutricional y medicinal de la leche de cabra.

Las cabras se encuentran entre los primeros animales domesticados por el hombre hace más de 10.000 años (Ulusoy ; Thornton 2010) El aumento global de la población humana ha llevado a una alta demanda de leche más en los países tropicales en desarrollo (Da Silva et al. 2016; Cavicchioli et al. 2015) . El aumento mundial del consumo de leche de cabra y de sus productos derivados se debe a sus propiedades organolépticas y a sus grandes propiedades nutricionales (Da Silva et al. 2016; Savoini et al. 2010; Ribeiro y Ribeiro 2010).El aumento de la demanda de leche puede ser superado por el aumento de rumiantes como las cabras (Zhou et al. 2016). Las cabras, también llamadas «vacas del hombre pobre», son una importante fuente de leche (Iqbal et al. 2008). Las cabras se adaptan fácilmente a los climas difíciles, lo que las convierte en un componente importante de la industria ganadera, sobre todo para los pequeños agricultores pobres y marginales (Zenebe et al. 2014).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad