¿Por qué se considera que una dehesa es un paisaje sostenible?

Ampliación de la agrosilvicultura para la alimentación y la biodiversidad

Las listas indicativas de los Estados Partes son publicadas por el Centro del Patrimonio Mundial en su sitio web y/o en documentos de trabajo con el fin de garantizar la transparencia, el acceso a la información y facilitar la armonización de las listas indicativas a nivel regional y temático.

Situado en el sur de Europa, con una rica y amplia variedad de influencias culturales, donde la frontera entre el mundo cristiano y el árabe se disputó durante casi cinco siglos (hasta el siglo XIII), el Montado ha estado influenciado por una importante presencia de órdenes militares y un largo periodo de dominio feudal. En la actualidad aún conserva restos de épocas anteriores, en una economía que se sustenta en la expansión mundial de la producción industrial de corcho.

La enorme biodiversidad del sistema de Montado convierte a esta área en una zona de amortiguación contra el avance del actual proceso global de desertificación. (1) Esto ha sido posible gracias a una gestión sostenible del equilibrio entre sus elementos arbóreos, arbustivos y herbáceos, basada en el conocimiento tradicional y en la preservación de las formas tradicionales de asentamiento.

PROYECTO RWENZORI EN UGANDA – Agroforestería con vainilla

Entre los años 60 y 80 se produjo una disminución de la superficie asignada a las dehesas debido a la peste porcina, el abandono del hábitat rural y el incremento de nuevas formas de producción agrícola (Martín-Vicente y Fernández-Alés, 2006). En la última década, lo que queda de este ecosistema está en decadencia y la necesidad de mejorar la regeneración del arbolado en las dehesas es un rasgo imperativo reconocido por las administraciones, y así se contempla en la reciente normativa andaluza (Ley 7/2010 de 14 de julio, para la Dehesa, BOJA 144), en la menos reciente normativa extremeña (Ley 1/1986, de 2 de mayo, de la Dehesa de Extremadura) y en los documentos de referencia para la planificación de la gestión de las dehesas a nivel ministerial (Pulido et al. , 2010).

La actual Ley de la Dehesa en Andalucía promueve la elaboración de un diagnóstico claro y reciente de la problemática que pueda marcar las pautas para su conservación, regeneración y difusión de sus valores ambientales. Ante esta imperiosa necesidad, y existiendo pocos estudios centrados en esta cuestión, se hace necesario evaluar y conocer la dinámica temporal del uso del suelo de la zona de encinas en las últimas décadas. Así, en el presente estudio se ha estimado la dinámica temporal del uso/cobertura del suelo como dehesa en los últimos 50 años, a través de un estudio diacrónico realizado en el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla (Reserva de la Bioesfera Dehesas de Sierra Morena, España).

Cerdo Ibérico | Bugatti de los Jamones

«La dehesa es un sistema agrosilvopastoral multifuncional que ocupa unos 2,3 millones de hectáreas en el centro y sur de España y 0,7 millones de hectáreas en el sur de Portugal. Se conoce como «montado» en Portugal. Este paisaje único es el resultado, en parte, de la tala de bosques y matorrales mediterráneos, donde la cubierta arbórea y arbustiva se redujo en favor de la agricultura y los pastizales para el pastoreo.

Las dehesas se caracterizan por la cría de razas ganaderas tradicionales a bajas densidades y por la cuidadosa explotación de las encinas para obtener bellotas (que comen los cerdos) y corcho (que sigue siendo muy lucrativo). Las dehesas se encuentran entre los sistemas agrícolas de baja intensidad mejor conservados de Europa, en los que la integración del uso tradicional de la tierra y la conservación de la biodiversidad se considera una gestión ejemplar del uso de la tierra. En España, estos paisajes son más comunes en la región de Andalucía.

Las mujeres desempeñan un papel fundamental en la conservación y gestión de estos sistemas agrisilvopastorales, con varias dehesas extensas dirigidas por ellas. A menudo combinan la gestión y la generación de ingresos de la tierra con el agroturismo, las actividades de conservación, los centros de formación y otras iniciativas.

Construcción con tierra apisonada

Me ha hecho sentir un nuevo aprecio por este sentido de equilibrio que maximiza las prioridades ambientales y sociales, algo que puede ser difícil de lograr. Esta visita de estudio ha puesto de relieve la importancia global de este sistema (en términos de prevención de la desertificación), al tiempo que proporciona un ejemplo brillante para los sistemas de gestión de la tierra sostenibles y respetuosos con la biodiversidad en otros lugares de Europa.

La gestión activa y la replantación de árboles son necesarias para mantener la densidad ideal de 60 árboles por hectárea que proporciona estas condiciones ideales de dehesa. El sistema se encuentra en un delicado equilibrio: si hay más árboles, el paisaje empieza a parecerse a un bosque tradicional, y si hay menos, el mosaico de diversidad de hábitats pastorales y boscosos disminuiría junto con la cantidad de biodiversidad que podría mantener.

Aunque esta práctica es menos popular hoy en día, Ernestine sigue fomentando el restablecimiento de este sistema mutuamente beneficioso y sostenible. Al centrarse en los vínculos históricos y socioculturales de la práctica (por ejemplo, fomentando el uso de productos de lana y la moda, la elaboración de queso de oveja como parte de la celebración cuando las ovejas pasan por los pueblos pequeños, etc.) está motivando la adopción de esta práctica en los tiempos modernos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad