¿Qué frutas son buenas para bajar el colesterol?

Recetas bajas en colesterol

Cambiar los alimentos que se consumen puede reducir el colesterol y mejorar la armada de grasas que flota en el torrente sanguíneo. Añadir alimentos que reduzcan el LDL, la partícula dañina que transporta el colesterol y que contribuye a la aterosclerosis que obstruye las arterias, es la mejor manera de conseguir una dieta baja en colesterol.

Los distintos alimentos reducen el colesterol de diversas maneras. Algunos aportan fibra soluble, que liga el colesterol y sus precursores en el sistema digestivo y los arrastra fuera del organismo antes de que entren en circulación. Algunos aportan grasas poliinsaturadas, que reducen directamente el LDL. Y algunos contienen esteroles y estanoles vegetales, que impiden que el cuerpo absorba el colesterol.

1. La avena.  Un primer paso fácil para reducir el colesterol es desayunar un tazón de avena o de cereales fríos a base de avena, como los Cheerios. Te aporta de 1 a 2 gramos de fibra soluble. Añade un plátano o unas fresas para obtener medio gramo más. Las directrices nutricionales actuales recomiendan ingerir entre 20 y 35 gramos de fibra al día, de los cuales al menos entre 5 y 10 gramos deben proceder de la fibra soluble. (El estadounidense medio ingiere aproximadamente la mitad de esa cantidad).

Alimentos ricos en fibra

El chocolate negro es una delicia naturalmente dulce con la que deberías sentirte bien; contiene más cacao que otros productos de chocolate, lo que proporciona mayores cantidades de flavonoides en cada porción (¡una ayuda para tu sistema cardiovascular!). Un estudio de 2017 publicado en el Journal of the American Heart Association descubrió que el consumo de chocolate negro (¡así como de almendras!) mejoraba los perfiles de lípidos en sangre con el tiempo. Trate de seleccionar un producto de chocolate negro que tenga al menos un 70% de concentración o más, dice Stefani Sassos, MS, RD, una dietista registrada con el Instituto Good Housekeeping.

Los polifenoles, que son compuestos vegetales que ayudan de forma natural a regular el sistema cardiovascular, se encuentran en grandes cantidades en las fresas. Las investigaciones han relacionado las fresas con un menor riesgo de enfermedades cardíacas debido a su alto contenido en polifenoles.Con 8 gramos de fibra en sólo una taza, las frambuesas pueden hacer que tus números vayan en la dirección correcta. Consumir una cantidad adecuada de fibra (al menos 25 gramos al día) reduce los niveles de LDL y favorece una digestión saludable.Algunos estudios han relacionado el consumo regular de arándanos con la disminución de la presión arterial. Esto se debe a su efecto estimulante de la circulación en los vasos sanguíneos (también conocido como «vasodilatación»), lo que ralentiza el ritmo de la aterosclerosis: 9 frutas bajas en azúcar de las que debería abastecerse

Alimentos bajos en colesterol

Cuando se trata de mantener unos niveles de colesterol saludables, el primer lugar por el que hay que empezar es la dieta. Una dieta llena de frutas y verduras saludables puede mejorar su colesterol y apoyar la salud de su corazón.    La Asociación Americana del Corazón recomienda comer más de 8 raciones de fruta y verdura al día[1]. En MegaRed, hemos elaborado una lista de las mejores frutas para favorecer los niveles de colesterol.

Una pera crujiente y dulce puede ser una delicia, pero también tiene un alto contenido de pectina, una fibra soluble que puede reducir la absorción del colesterol. La pectina se une al colesterol y reduce la acción de los ácidos biliares, lo que permite sacar más colesterol del cuerpo antes de que pueda ser absorbido. No se moleste en pelar las peras: la piel de las peras es perfectamente comestible y es una fuente adicional de fibra.

Los arándanos son una de las fuentes más potentes de antioxidantes del supermercado[2] Los antioxidantes contribuyen a mantener un nivel de colesterol saludable al reducir los radicales libres que pueden dañar las paredes arteriales. No sólo eso, estas bayas están llenas de fibra y polifenoles que pueden ayudar a reducir la absorción de colesterol y tener un impacto favorable en el metabolismo del colesterol. Mezcle arándanos, y cualquier otra baya, en sus batidos o póngalos encima de su tazón de cereales.

Cómo reducir el colesterol

El cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar correctamente. Pero si tiene demasiado en la sangre, puede adherirse a las paredes de las arterias y estrecharlas o incluso bloquearlas. Esto hace que corra el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria y otras enfermedades del corazón.

El colesterol viaja por la sangre en unas proteínas llamadas lipoproteínas. Un tipo, el LDL, se denomina a veces colesterol «malo». Un nivel elevado de LDL provoca una acumulación de colesterol en las arterias. Otro tipo, el HDL, se denomina a veces colesterol «bueno». Transporta el colesterol de otras partes del cuerpo hasta el hígado. A continuación, el hígado elimina el colesterol del cuerpo.

Elija grasas más saludables: debe limitar tanto las grasas totales como las saturadas. No más del 25 al 35% de las calorías diarias deben proceder de las grasas alimentarias, y menos del 7% de las calorías diarias deben proceder de las grasas saturadas. Dependiendo de la cantidad de calorías que consuma al día, éstas son las cantidades máximas de grasas que debe consumir:

La grasa saturada es una grasa mala porque aumenta el nivel de LDL (colesterol malo) más que cualquier otra cosa de la dieta. Se encuentra en algunas carnes, productos lácteos, chocolate, productos de panadería y alimentos fritos y procesados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad