¿Qué se debe cenar cuando se tiene colesterol malo alto?

El colesterol es malo

Colesterol: los mejores alimentos para mejorar tus cifrasLa dieta puede desempeñar un papel importante en la reducción del colesterol. Estos son algunos alimentos para mejorar el colesterol y proteger el corazón.Por el personal de Mayo Clinic

¿Puede un tazón de avena ayudar a reducir el colesterol? ¿Y un puñado de almendras? Unos simples ajustes en la dieta -junto con el ejercicio y otros hábitos saludables para el corazón- podrían ayudar a reducir el colesterol.

La avena contiene fibra soluble, que reduce el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el colesterol «malo». La fibra soluble también se encuentra en alimentos como las alubias, las coles de Bruselas, las manzanas y las peras.

El pescado graso tiene altos niveles de ácidos grasos omega-3, que pueden reducir los triglicéridos -un tipo de grasa que se encuentra en la sangre-, así como la presión arterial y el riesgo de desarrollar coágulos. En las personas que ya han sufrido ataques cardíacos, los ácidos grasos omega-3 pueden reducir el riesgo de muerte súbita.

Los ácidos grasos omega-3 no afectan a los niveles de colesterol LDL. Pero debido a los otros beneficios de estos ácidos para el corazón, la Asociación Americana del Corazón recomienda comer al menos dos raciones de pescado a la semana. Al hornear o asar el pescado se evita añadir grasas poco saludables.

Los alimentos fermentados reducen el colesterol

Realidad: Algunos tipos de colesterol son esenciales para la salud. El cuerpo necesita el colesterol para realizar tareas importantes, como la producción de hormonas y la formación de células. El colesterol viaja por la sangre en unas proteínas llamadas lipoproteínas. Hay dos tipos de lipoproteínas que transportan el colesterol por todo el cuerpo:

Cuando el cuerpo tiene demasiado colesterol LDL, éste puede acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos. Esta acumulación se denomina placa. A medida que los vasos sanguíneos acumulan placa con el tiempo, el interior de los vasos se estrecha. Este estrechamiento puede restringir y finalmente bloquear el flujo sanguíneo hacia y desde el corazón y otros órganos. El bloqueo del flujo sanguíneo hacia el corazón puede provocar una angina de pecho o un infarto.

Realidad: El colesterol alto no suele presentar signos ni síntomas. Es posible que no sepa que tiene unos niveles de colesterol poco saludables hasta que sea demasiado tarde, cuando sufra un ataque al corazón o un ictus. Por eso es tan importante controlar los niveles de colesterol al menos cada 5 años.1,2 Obtenga más información sobre cómo controlar el colesterol.

Cena para el colesterol alto

Es mucho más importante reducir los alimentos que contienen grasas saturadas. Esto se debe a que las grasas saturadas afectan al modo en que el hígado gestiona el colesterol. Por lo tanto, el consumo de grasas saturadas puede aumentar el colesterol en sangre. Intenta sustituir las grasas saturadas por grasas insaturadas, que son mejores para el corazón.

Para algunas personas -las que padecen hipercolesterolemia familiar (HF), las que tienen el colesterol alto y las que tienen un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o las que las padecen- la recomendación es limitar el colesterol de los alimentos a no más de 300 mg al día. En el caso de la HF, lo ideal es menos de 200 mg al día.

Aunque el colesterol de la dieta sólo tiene un pequeño efecto en el colesterol de la sangre, las personas con colesterol alto y HF ya tienen niveles altos de colesterol en la sangre, por lo que parece sensato no consumir demasiado colesterol en los alimentos.

Hay algunos alimentos con bajo contenido en grasas saturadas pero con alto contenido en colesterol. Entre ellos se encuentran los huevos, algunos mariscos, el hígado, el paté de hígado y los despojos. La mayoría de la gente no necesita reducir el colesterol que se encuentra en estos alimentos.

Alimentos bajos en colesterol

Cambiar los alimentos que se consumen puede reducir el colesterol y mejorar la armada de grasas que flota en el torrente sanguíneo. Añadir alimentos que reduzcan el LDL, la partícula dañina que transporta el colesterol y que contribuye a la aterosclerosis que obstruye las arterias, es la mejor manera de conseguir una dieta baja en colesterol.

Los distintos alimentos reducen el colesterol de diversas maneras. Algunos aportan fibra soluble, que liga el colesterol y sus precursores en el sistema digestivo y los arrastra fuera del organismo antes de que entren en circulación. Algunos aportan grasas poliinsaturadas, que reducen directamente el LDL. Y algunos contienen esteroles y estanoles vegetales, que impiden que el cuerpo absorba el colesterol.

1. La avena.  Un primer paso fácil para reducir el colesterol es desayunar un tazón de avena o de cereales fríos a base de avena, como los Cheerios. Te aporta de 1 a 2 gramos de fibra soluble. Añade un plátano o unas fresas para obtener medio gramo más. Las directrices nutricionales actuales recomiendan ingerir entre 20 y 35 gramos de fibra al día, de los cuales al menos entre 5 y 10 gramos deben proceder de la fibra soluble. (El estadounidense medio ingiere aproximadamente la mitad de esa cantidad).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad