¿Qué es lo verde que tiene el queso Roquefort?

El rey del queso

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Blue cheese» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (marzo de 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El queso azul o bleu[1][2] es un queso semiblando elaborado con cultivos del moho Penicillium, lo que le confiere manchas o vetas del moho en todo el queso, que pueden variar de color a través de varias tonalidades de azul y verde. Esto conlleva un olor distintivo, ya sea de eso o de varias bacterias especialmente cultivadas. A algunos quesos azules se les inyectan esporas antes de que se forme la cuajada, y a otros se les mezclan las esporas con la cuajada después de que se forme. Los quesos azules suelen madurar en un entorno de temperatura controlada, como una cueva. El queso azul se puede comer solo o se puede untar, desmenuzar o fundir en otros alimentos.

El sabor característico de los quesos azules suele ser picante y salado. Su olor característico procede tanto del moho como de los tipos de bacterias que se fomenta que crezcan en el queso: por ejemplo, la bacteria Brevibacterium linens es la responsable del olor de muchos quesos azules,[3] así como del olor de los pies y otros olores corporales humanos[4].

Queso azul gorgonzola

El queso azul contiene un moho comestible que le da un sabor y un aroma penetrantes. No es del agrado de todo el mundo, pero se puede comer sin problemas. Sin embargo, el queso azul puede estropearse como cualquier otro queso y saber detectarlo es una parte importante para disfrutar del queso con seguridad.

Resumen del artículoPara saber si el queso azul está malo, comprueba la fecha de caducidad en el envase si todavía lo tienes. A continuación, sostenga el queso bajo su nariz y huélalo. Si huele a amoníaco, el queso es malo y puedes tirarlo. Si no quieres olerlo, fíjate en el color de la parte cremosa del queso, que debe ser blanco o beige, no rosa, marrón, verde o azul. Tire siempre el queso no refrigerado después de 2 días, y deseche el queso refrigerado después de 3-4 semanas. Si quieres saber cómo conservar el queso azul para evitar que se estropee, sigue leyendo.

«No pensaba que hubiera una fecha de caducidad en el queso azul. Ahora lo sé. Tampoco sabía que se podía congelar. Desconocía por completo las señales de que se estropeaba y cómo saber si estaba malo. Ahora lo sé. Tuve que tirar todo el queso azul que tenía.»…» más

Queso bajo en grasa

El queso azul puede ser divisivo, pero no se puede negar que algunos de los quesos más famosos del mundo son azules. Desde el gorgonzola hasta el Stilton, pasando por el Blue Vinny, este estilo de queso tiene una cualidad distintiva, apestosa y ácida, que lo hace popular entre los aficionados y los queseros de todo el mundo.

No está claro cuándo se inventó el primer queso azul, pero se sabe que es un estilo antiguo. Se cree que el Gorgonzola, por ejemplo, data del año 879 d.C. Parece que los distintos países han ideado métodos para crear queso azul en diferentes momentos, pero cada uno tiene una historia sobre alguien que se olvidó de un queso en una cueva. Una de las historias más populares es que un quesero borracho dejó una barra de pan en la cueva, lo que atrajo el moho que se extendió al queso. Lo probó y consideró que el queso había mejorado lo suficiente como para intentar recrearlo a propósito. En el caso de los primeros quesos azules, el método de olvidarse de ellos hasta que el moho se instala no está tan lejos de lo que funciona.

Los quesos azules obtienen su color, olor y sabor de las venas de moho Penicillium. En el pasado, es probable que el moho entrara en el queso primero de forma accidental, y después de forma algo aleatoria, en cuevas de queso que contenían de forma natural tipos específicos de hongos. Hoy en día, los bloques de queso se pinchan (o «pinchan») con varillas de acero para que el oxígeno y las esporas de moho se instalen en ellos. A continuación, el queso se deja madurar de tres a seis meses, dando tiempo al Penicillium a crecer en su interior. Una vez que ha hecho su magia, el queso es más cremoso y tiene más sabor.

Canción del queso azul

Skip to main contentCuando trabajaba en Murray’s Cheese en N.Y.C., primero como quesero y luego en el aula, oía a mucha gente decir, con sorprendente convicción, «no me gusta el queso azul». Me dolía, como un cuchillo de queso directo al corazón. Así que me enfrenté a ellos y les obligué a probar uno de los siguientes quesos para demostrar que podía convertir a quien odiaba el queso azul en un fanático del mismo. Resulta que a algunas personas simplemente no les gusta el queso azul (lo siento si eres alguien a quien obligué a comerlo, y felicidades por intentarlo), pero la mayoría de las veces, la gente simplemente no había encontrado su alma gemela todavía. Aquí tienes tres quesos azules para empezar.Foto: stjamescheese.com

stjamescheese.comBleu d’AuvergnePaís: FranciaRegión: AuvergneTipo de leche: Vaca¿Sabías que hay dos tipos de moho azul? Si cree que no le gusta el queso azul, probablemente pueda señalar con el dedo al Penicillium roqueforti, que es el moho que se utiliza en esos quesos realmente picantes y agrios, como el Roquefort. El otro tipo de moho azul, el Penicillium glaucum, es mucho más suave y sabe a avellanas tostadas y chocolate. Sí, es la Nutella de los quesos. En serio. Incluso se puede distinguir visualmente la diferencia entre los dos mohos: El P. roqueforti es oscuro, con un color negro casi verdoso, mientras que el P. glaucum es más claro, de un azul vaquero con la textura del ante. Además, sé de buena tinta que este francés le da mucha clase a una simple ensalada o a una fiesta de frutas a la parrilla.Foto: lafromagerie.co.uk

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad