¿Dónde están los mejores embutidos de España?

Chorizo español

Con toda esta charla de «Findus Horseburgers» hace que uno se pregunte qué puede estar comprando en los supermercados en España. Es posible que mucha gente compre «platos preparados» por rapidez, pero ¿sabemos realmente de dónde es la carne?

Si alguien vive en la zona de Chiclana, Cádiz y Jerez, pruebe Litchfields, el carnicero inglés de Chiclana (661971462). Conducimos desde Jerez para comprarle. El fin de semana pasado fue una pieza magnífica de la paleta de lomo de cerdo, no podría ser mejor en el Reino Unido. También compramos su cordero fresco y carne picada de vacuno, carne para guisar y salchichas. La calidad es magnífica. Todo el mundo debería intentar apoyar a los carniceros independientes dondequiera que vivamos. Lamentablemente, los supermercados han acabado con ellos, sobre todo en Marlow. Es muy triste.

Fuet de embutido español

Diga «danke» a Herta Heuwer por esta sabrosa alegría de comida rápida que data de 1949. La historia cuenta que, en el Berlín de la posguerra, esta mujer de 36 años consiguió un poco de ketchup de tomate de los soldados británicos de ocupación, lo mezcló con especias, lo vertió sobre salchichas de cerdo bratwurst picadas y asadas, y empezó a venderlas como bocadillos baratos y saciantes en un puesto callejero del distrito de Charlottenburg de la capital alemana. A los trabajadores de la construcción que reconstruían la ciudad destrozada les encantaban… y también lo hacen hoy millones de lugareños y visitantes. El currywurst suele servirse con patatas fritas en un plato de papel con un pequeño tenedor de madera: sencillo, barato y absolutamente delicioso. El ahora cerrado Museo Deutsches Currywurst estimó que en Alemania se comen 800 millones de currywursts al año, 70 millones sólo en Berlín. 2. Chorizo – España

Las tapas son, sin duda, uno de los puntos fuertes de cualquier viaje a España, y este rico embutido rojo y ahumado es un elemento clave que se presenta en cientos de variedades. El chorizo español suele llevar carne de cerdo, ajo, pimentón ahumado y sal, y puede ser ahumado, sin ahumar, dulce o muy picante. Y lo que es mejor, hay dos tipos principales: uno más grande y seco que se corta en rodajas como el salami y otro más pequeño y fresco que se cocina antes de comerlo. ¿Cuál prefiere? De hecho, ¿por qué no comer los dos? 3. Sucuk – Pavo

Embutido español cerca de mí

El chorizo, la estrella española de los embutidos, es originario de Extremadura pero se come y disfruta en toda España y en todo el mundo. Hoy en día el chorizo que es mundialmente famoso es de color rojo ladrillo y viene en diferentes sabores, algunos más picantes que otros, algunos con más o menos grasa, diferente calidad de la grasa utilizada, más grueso o más delgado, simple o ahumado … Sin embargo, antes de que los conquistadores españoles introduce la planta de pimienta (pimentón!) chorizo era un mucho más pálido en el color.

Embutido de desayuno español

Desde hace algunos años, las salchichas han dejado de ser una comida de mercado. La cantante Madonna adora las salchichas y el puré de patatas, ya que las probó cuando vivía en Inglaterra y estaba casada con el director de cine Guy Ritchie.

La actriz Kate Winslet sirvió salchichas en su banquete de bodas y el Príncipe Harry pidió al famoso chef Jamie Oliver que creara platos a base de salchichas para los paquetes de racionamiento del ejército. «Bangers ‘n’ mash con salsa, en una bolsa, sería brillante», dijo en ese momento.

Sus salchichas gruesas con relleno de hierbas son especialmente buenas, así como sus chorizos frescos al estilo argentino y su butifarra catalana. También hacen hamburguesas de calidad superior, sin duda las mejores que he probado en una carnicería.

Los mejores embutidos frescos que consumo actualmente son los de Carns Comas y los de los supermercados de El Corte Inglés de Jaime III y de las Avenidas. Estos embutidos son magníficos cuando se hacen a la parrilla o se fríen enteros, pero por casualidad he descubierto que son aún mejores si se cortan en trozos grandes antes de freírlos.

Pero si se cortan en trozos de no más de 3 centímetros de largo, se pueden saltear muy fácilmente. La textura se vuelve ligera y esponjosa e incluso parece que saben mejor. Esta es una forma tan exquisita de hacer las salchichas que ya no las frío enteras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad