¿Dónde está el mejor jamón del mundo?

Los 10 mejores jamones

A esta pregunta, lo único que podemos responderte que es 100% cierto es que el mejor jamón del mundo viene de España, tanto la materia prima como su elaboración, y que el mejor y más apreciado cerdo, en cuanto a la exquisitez de su producto, es el ibérico de bellota.

Con estas características, hay 4 zonas en España en las que se dan estas condiciones, ya que se requiere un bosque de alcornoques, encinas, quejigos o robles. Estos árboles son los que dan como fruto la bellota

La localidad de referencia con una D.O. en su poder es Guijuelo. Este jamón se caracteriza por tener sabores más suaves y equilibrados. Sus temperaturas más bajas en la fase de curación hacen que se seque de forma menos agresiva y, en consecuencia, tenga un sabor generalmente menos intenso. Gusta prácticamente a todos los paladares.

Al igual que el de Guijuelo, tiene su propia D.O. En general, es el de sabores más intensos, debido al proceso de secado más agresivo por sus temperaturas y al tipo de corte mayor de grasa, característico de la zona.

El mejor jamón del mundo

El Prosciutto di Parma es, de hecho, un producto de renombre, y se produce en las llamadas Terre matildiche, es decir, la zona geográfica que comprende el territorio de la provincia de Parma situado al sur de la vía Emilia y que está delimitada al oeste por el arroyo Stirone y al este por el río Enza.

Esta zona geográfica de producción y transformación del Prosciutto di Parma garantiza, de hecho, todas las condiciones climáticas necesarias para obtener un condimento natural capaz de generar este particular producto.

El Prosciutto di Parma ha tenido conocedores en todas las épocas. Este alimento ya era conocido en la antigua Roma: su nombre proviene casi con toda seguridad del latín perex suctum (literalmente: seco). En aquella época, la sal era uno de los pocos métodos conocidos para conservar los alimentos. En el valle del Po el uso alimentario del cerdo ha estado siempre muy arraigado y los primeros testimonios de muslos de cerdo salados se remontan a un asentamiento etrusco del siglo V a.C., pero fue la dominación longobarda la que intensificó la cría y conservación del cerdo.

La mejor receta de jamón del mundo

El jamón ibérico presenta un rico veteado, una textura suave y un sabor rico y sabroso. Es el resultado de una combinación de factores que se han ido perfeccionando a lo largo del tiempo. Los factores son: La raza, la alimentación y la técnica.

El jamón ibérico se elabora a partir de cerdos ibéricos… y los cerdos ibéricos NO son cerdos normales.  El origen del cerdo ibérico se remonta a siglos atrás, a la época en que los hombres de las cavernas vagaban por Europa. Hay relatos escritos sobre la calidad de los cerdos ibéricos que se remontan al año 77 AC.

Los cerdos ibéricos son enormes, pueden pesar hasta 430 libras. Tienen patas delgadas y un hocico muy largo. Son de color gris oscuro y no tienen mucho pelo. Sus pezuñas son negras como la noche, de donde viene el término «Pata Negra».

Su tamaño y su gruesa capa de grasa hacen que los cerdos ibéricos sean ideales para hacer jamón porque pueden curarse durante mucho más tiempo… y eso da como resultado un sabor muy intenso, aceitoso y complejo que es simplemente incomparable.

Cuanto mejor alimentados estén los cerdos, mejor sabor tendrán. Es sencillo, como la carne de vacuno y como… bueno cualquier cosa… Los cerdos son lo que comen.    Hay dos tipos de Jamón Ibérico… está el Jamón Ibérico, y luego está el Jamón Ibérico de Bellota, o de bellota.

Jamón ibérico

Primero es el aroma embriagador, el perfume de años de amor y cuidado que se han dedicado a la elaboración de una de las carnes más exclusivas y caras del mundo: hasta 4.100 euros (37.000 dólares de Hong Kong) por una sola pata. Luego, la sensación entre los dedos y en la lengua, ligeramente aceitada pero nunca grasosa; antes de la ola de sabor, un tsunami umami de alegría profunda, rica, suavemente salada y con sabor a nuez, que se extiende por el paladar y persiste como un gran vino.

Es seguro que soy un fan del jamón ibérico de bellota, el apreciado jamón curado de España elaborado con cerdos criados con bellotas. Para garantizar la mejor calidad, estos animales mimados deben disponer por ley de un mínimo de dos hectáreas cada uno para campar a sus anchas por los antiguos calveros y alcornocales de España, conocidos como dehesas.

Estos cerdos de pata negra -llamados así por sus pezuñas negras- se han criado en España durante milenios y son algunos de los últimos de Europa que se alimentan de pastos originales. Viven tres veces más que los animales criados industrialmente, mientras que el posterior salado, colgado, secado y envejecimiento de sus patas traseras añade al menos dos años antes de poder disfrutarlos. Representan sólo el uno por ciento de la producción total de jamón en España y son codiciados en todo el mundo, cada vez más en China. Pero es su tierra natal la que ofrece las mejores oportunidades para darse un capricho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad