¿Cuando no hay sol los girasoles se miran?

Por qué los girasoles siguen al sol

Según los científicos, no importa que los girasoles reciban luz solar directa o no. Lo que importa es su mecanismo llamado heliotropismo, que es el factor predominante para determinar el crecimiento direccional de este tipo de plantas glamorosas.

Científicamente, cuanto más caliente esté una flor, más polinizadores atraerá. Por ejemplo, por la mañana, las flores orientadas hacia el sol reciben más calor y, por tanto, pueden quintuplicar el número de insectos polinizadores respecto a las que no están orientadas hacia el este.

¿Qué diría usted? ¡Nuestra madre naturaleza no es tan amable y gentil! ¿Crees que las grandes florecientes tienen una capacidad de supervivencia tan sofisticada y un rendimiento excelente entre muchos tipos de plantas diferentes?

Todos los tipos de flora participan en el proceso de fotosíntesis, y los girasoles no son diferentes de la corriente principal. Durante el proceso, se absorbe la energía de la luz y luego se utiliza para convertir el agua, el CO2 y los minerales en O2 y enriquecer la cantidad de energía dentro de los compuestos orgánicos de la flora.

Secar cabezas de girasol Cómo me enseñó un granjero amish

Los girasoles pueden sobrevivir en condiciones de calor extremo, pero crecen mejor con temperaturas de entre 70 y 78 grados. No sólo eso, sino que los girasoles pueden tolerar períodos de sequía siempre que reciban suficiente agua mientras sus raíces están creciendo.

Al amanecer, todos los girasoles empiezan el día mirando hacia el este, preparándose para que el sol emerja por el horizonte. A medida que el sol se desplaza por el cielo, sólo los girasoles más jóvenes lo siguen y giran hacia el oeste.

El estudio detalla cómo los girasoles tienen su propio ritmo circadiano de 24 horas, o reloj interno. Dormir por la noche y estar despierto durante el día es un ejemplo de ello para las personas, y seguir el sol es el ritmo circadiano de los girasoles jóvenes.

Los tallos de los girasoles jóvenes crecen más durante la noche, pero sólo en el lado oeste, lo que permite que la cabeza del girasol se doble hacia el este. Durante el día, el lado este del tallo crece, lo que resulta en un movimiento de balanceo hacia el oeste con el sol.

A medida que el girasol madura, ese crecimiento general empieza a ralentizarse. Esencialmente, las plantas más viejas se asientan orientadas hacia el este, ya que reacciona más fuertemente a la luz al principio del día que más tarde, por lo que gradualmente deja de moverse.

Los girasoles son para las fortalezas de los Países Bajos

Los memes y posts de las redes sociales afirman erróneamente que los girasoles se vuelven unos frente a otros cuando falta el sol. Estos posts o memes suelen mostrar fotos de girasoles en un prado enfrentados.

Un estudio publicado por la revista Science analizó el ritmo circadiano de los girasoles. El estudio se realizó con girasoles en campos, macetas y cámaras de crecimiento. El estudio demostró que las plantas jóvenes de girasol siguen el sol de este a oeste durante el día y luego se reorientan durante la noche para mirar hacia el este en previsión del amanecer. En cambio, las plantas maduras dejan de moverse con sus cabezas florales orientadas hacia el este. El estudio demostró que el movimiento de la planta se debía a los músculos del tallo y no a la dirección del sol. Se observó un ritmo circadiano de 24 horas que dictaba el movimiento de los girasoles.

El estudio también formuló una hipótesis sobre por qué algunas plantas de girasol se mueven hacia el oeste en lugar de hacia el este. Las flores orientadas hacia el oeste también atrajeron a más polinizadores. Los investigadores plantearon la hipótesis de que las plantas desarrollan una preferencia hacia el este cuando son jóvenes y la mantienen cuando son maduras, porque el hecho de estar calientes por la mañana, cuando los insectos son más activos, les ofrece una ventaja.

Los girasoles jóvenes siguen los rayos del sol | Science News

Pero los artistas, decoradores y músicos no son los únicos fascinados por estas coloridas plantas. Los científicos también siguen estudiando estas flores doradas. En particular, la tendencia del girasol a seguir el sol durante todo el día, una cualidad conocida como heliotropismo.

Por eso, el porqué y el cuándo del heliotropismo de los girasoles está llevando a los investigadores a comprender mejor el reloj interno de 24 horas, que los girasoles comparten con muchos otros organismos, incluidos los humanos.

Aunque la cultura popular ha adoptado el mito de que los girasoles siempre siguen al sol, esto es inexacto. Sólo las flores jóvenes se «mueven» para enfrentarse a él a lo largo del día. Una vez que alcanzan la madurez, dejan de seguir al sol: sus flores se vuelven para siempre hacia el este.

Estudios recientes sugieren que los girasoles comparten un mecanismo común con los seres humanos, los ritmos circadianos organizados en torno a un día de 24 horas. Los científicos plantean la hipótesis de que estos ritmos circadianos -cambios de comportamiento asociados a un reloj interno- explican el seguimiento del sol en las flores jóvenes.

¿Cómo funciona el ciclo completo? Las flores jóvenes miran hacia el este al amanecer para encontrarse con el sol naciente. A continuación, a lo largo del día, modulan lentamente hacia el oeste a medida que el sol se desplaza por el cielo. Una vez que se pone en el oeste, las plantas pasan la noche girando lentamente hacia el este para comenzar el ciclo de nuevo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad