Morcilla Ibérica

Si todavía no has probado la morcilla ibérica, ¡no debes esperar más! Se trata de un producto embutido de gran calidad que debes degustar pronto de cualquier manera. Destaca su largo y natural proceso de curado.

Es un producto beneficioso para la salud por su alto contenido de hierro. La morcilla figura entre los alimentos típicos de la gastronomía española. Aunque es cierto que la morcilla puedes encontrarla en otros países de la Unión Europea y América Latina, la morcilla ibérica sobresale de las otras por su proceso especial de fabricación, su materia prima: los prestigiosos cerdos 100% ibéricos, alimentados con bellota, su cuidadoso proceso de curación, que te permite comerla sin cocción alguna, cruda.

morcilla, morcilla de cebolla, morcilla de leon, morcilla lustre, morcilla de burgos, tipos de morcilla, recetas con morcilla, morcilla de cebolla, morcilla achorizada, revuelto de morcilla con huevos, morcilla leon, como cocinar morcilla de cebolla,

En efecto, la morcilla ibérica tiene un proceso de curado bastante largo. Es considerado un producto Premium y se utiliza en variedad de platos gourmet. La morcilla Ibérica de Bellota, se consagra como un producto irrepetible, obtenido de cerdos bien tratados.

El sabor peculiar de estas morcillas las hace inigualables, su aroma inconfundible estimula todos los sentidos.

Curado en un lento proceso, que se acerca a los 90 días de duración, esta morcilla brinda al paladar una extraordinaria explosión de sensaciones.

Características que distinguen a la morcilla ibérica

La morcilla ibérica en especial es básicamente una clase de embutido de la familia de las morcillas, que posee algunas características que la diferencian de la morcilla común de sangre fresca, entre las cuales destacan:

  • Se preparan con base a cerdos alimentados de bellota. Estos animales son criados con estrategias específicas, muy cuidadosas con el fin de garantizar su calidad. Esto, por supuesto, va a influir notablemente en su sabor y aroma.
  • Hasta de 90 días puede ser el proceso de curado de embutidos. Lo cual es bastante largo si lo comparas con otros tipos.
  • La morcilla ibérica es por excelencia un producto Premium de exportación. Contrario a otras morcillas consideradas de clasepopular.
  • Es un embutido curado, por lo tanto, puede consumirse crudo. Es muy utilizado en las tapas. Se pueden hacer además, gran número de recetas con él.

¿Cómo preparar morcilla ibérica?

Para fabricar la morcilla ibérica se toman algunos ingredientes básicos:

  • Grasa de cerdo ibérico.
  • Carne de cerdo (en este tipo de morcilla se usa carne magra, en otros productos, normalmente se usa solo la sangre del animal).
  • Sangre de cerdo.
  • Cebolla, es muy utilizada en la fabricación de morcilla en España y en el tipo ibérico no es la excepción.
  • Especias varias, que pueden ser diferentes según las recetas del productor.

El embutido ibérico, por lo general, se produce de manera industrial, puesto que su proceso es un poco más complejo que las morcillas normales. El proceso de preparación es básicamente: 

  • Selección de cortes magros de cerdo 100% ibérico, alimentado exclusivamente con bellota, sin grasas añadidas.
  • Preparación de la mezcla de carne molida, grasa troceada, especias, sangre (pueden usarla en polvo) y embutida en tripa natural.
  • Proceso de curado de al menos 90 días para garantizar su calidad. Como ya te dijimos, la morcilla ibérica es un producto que se exporta regularmente, por lo tanto se sella al vacío con el fin de garantizar su conservación por más tiempo.

Beneficios de la morcilla ibérica para la salud

En esta parte te hablaremos de los beneficios que te aporta la inclusión de la morcilla ibérica en tu dieta.

Debes saber que cuando consumes un alimento es importante estar al tanto de su proceso de elaboración y estar completamente seguro de lo que contiene, si tiene aditivos artificiales, por ejemplo, no te convendría del todo. La morcilla ibérica se elabora con procedimientos completamente naturales: triturado de carne y panceta de cerdo ibérico de bellota y añadiduras de sal, pimienta negra y condimentos naturales. Para lograr el mejor sabor, se cura estos ibéricos.

Es así que el principal beneficio que aporta este embutido ibérico a la salud es que contiene un alto nivel de hierro, ideal para las personas con tendencia anémica, también es ideal para aquellas que se ejercitan a diario, les conviene comer morcilla, para contrarrestar el nivel de desgaste de este mineral.

Tipos de morcilla ibérica disponibles en el mercado

En el mercado es bastante común que encuentres diferentes tipos de morcillas ibéricas. Lo que debes saber es que las variantes de estas morcillas se basan principalmente en su preparación e ingredientes utilizados, variedad de especias y productos aportan variedad de sabor y texturas.

Puedes encontrar tipos ibérica de bellota, curada, vela, choricera, con arroz, con cebolla, piñones, etc.

Morcilla ibérica para untar

Efectivamente, entre el tipo más raro te podemos citar la pasta para untar, bastante práctica: es común también encontrar este producto para untar en diferentes supermercados en el país, además, de ser bastante utilizado para las preparaciones que se hacen para tapear. También se puede comer simplemente con un pan tostado. 

Morcilla ibérica de bellota 

La Morcilla Ibérica de Bellota es un producto sin par, se obtiene de cerdos 100% ibéricos, alimentados exclusivamente a base de bellotas: carne, tocino, sal, pimentón, sangre deshidratada, especias. Su sabor es bastante peculiar, es considerada el manjar de Iberia: inigualable. Su aroma es único, estimula los sentidos de manera favorable.

morcilla, morcilla de cebolla, morcilla de leon, morcilla lustre, morcilla de burgos, tipos de morcilla, recetas con morcilla, morcilla de cebolla, morcilla achorizada, revuelto de morcilla con huevos, morcilla leon, como cocinar morcilla de cebolla,

El producto se cura en un lento proceso que se sitúa entre los 90 días duración. Esta morcilla puede brindar a tu paladar una increíble experiencia gastronómica. No contiene lactosa, ni gluten.

Morcilla ibérica choricera o achorizada

La característica primordial de la morcilla ibérica choricera son sus ingredientes y elaboración. Primero, su materia prima, se trata del uso del magro de cerdo, uso no muy común, pues otros productores prefieren usar solo sangre. La llaman morcilla chorizada. Es servida con más de 40 días de curación. Su fabricación es en tripa fibran recta, en vela de trescientos ochenta a cuatrocientos gramos. Un año de caducidad, indican. Se consume cruda, acompaña especialmente entradas o aperitivos. Los ingredientes que la componen son: carne de cerdo, sangre, grasa de cerdo ibérico, sal, pimentón, cebolla, cominos, ajo.


Morcilla ibérica curada 

Morcilla ibérica curada, su atributo principal es que se consume cruda, esto quiere decir que no exige ningún otro tipo de cocción, el curado de 90 días la optimiza para su consumo. La ventaja está también en su sabor nítido, sin distorsiones provenientes de cocciones en plancha, parrilla, sartén, aceite hirviendo, etc.

Lo que obtienes es una morcilla de cerdo ibérico curada al vacío, es decir es envasada al vacío unitariamente. Tiene su diferencia de otras morcillas poco curadas de sangre fresca que deben consumirse de inmediato.

morcilla, morcilla de cebolla, morcilla de leon, morcilla lustre, morcilla de burgos, tipos de morcilla, recetas con morcilla, morcilla de cebolla, morcilla achorizada, revuelto de morcilla con huevos, morcilla leon, como cocinar morcilla de cebolla,

La morcilla es un embutido de temporada de matanza, en la antigüedad constituía parte de la alimentación básica de las clases humildes. Hoy, estos productos de larga tradición resultan un verdadero manjar.

Esta morcilla se elabora con magros, papada y gorduras de cerdo ibérico, como parte cárnica. Lleva además ajo natural, sangre, sal y una mezcla de especias (pimentón, orégano…). Son muy propicias para deleitar en guisos de legumbres. Y para elaborar tus especiales guisos caseros como alubias, garbanzos, cocidos, revueltos, etc.

Morcilla ibérica serrana de vela e ingredientes

La Morcilla Ibérica Serrana de Vela es un embutido que se elabora con panceta, papada, grasa y/o tocino de cerdo ibérico como parte cárnica. Se condimenta con ajo natural, sangre, sal y una mezcla de especias (pimentón, orégano, comino, etc.), se embute en tripa natural en forma de vela y se cura en secaderos naturales durante unos 60 días. Este embutido formaba parte de la alimentación básica de los españoles, pertenece a una tradición familiar de la matanza del cerdo. Esta clase de morcillas son ideales para tapear o utilizar en bocadillos. Se sirve en piezas envasadas al vacío con un peso aproximado de 350 gramos. No contienen gluten, ni lactosa, ni componentes alérgenos.

morcilla, morcilla de cebolla, morcilla de leon, morcilla lustre, morcilla de burgos, tipos de morcilla, recetas con morcilla, morcilla de cebolla, morcilla achorizada, revuelto de morcilla con huevos, morcilla leon, como cocinar morcilla de cebolla,

Morcilla ibérica de cebolla e ingredientes

La morcilla ibérica de cebolla, es un embutido que se elabora a partir de grasa de cerdo ibérico, sangre de cerdo. Se adereza con condimentos y especias varias, pero lo que más destaca es la cebolla como ingrediente especial al gusto ibérico. Puedes conseguir morcilla de  cebolla pincho, morcilla de cebolla fina. Es un producto bien curado, listo para consumir. Sin conservantes ni colorantes artificiales.

morcilla, morcilla de cebolla, morcilla de leon, morcilla lustre, morcilla de burgos, tipos de morcilla, recetas con morcilla, morcilla de cebolla, morcilla achorizada, revuelto de morcilla con huevos, morcilla leon, como cocinar morcilla de cebolla,

Como cocinar morcilla de cebolla

Una de las recetas más famosas con morcilla de cebolla es el cocido madrileño, que también puede sustituir al arroz si es necesario. La morcilla con cebolla es muy típica de los aperitivos en los bares españoles, acompañada de un poco de pan y un buen vino. Los ingredientes principales de esta morcilla son cebollas bien cocidas y sangre de cerdo, echadas en grandes cantidades. Es un tipo de embutido que combina muy bien con legumbres acompañando los platos con ese puntillo extra que le da la morcilla de cebolla.

Recetas para preparar con morcilla ibérica 

La morcilla ibérica es un ingrediente excepcional para la preparación de muchas comidas. Se incluye en diversas recetas como acompañante. Suele realzar el sabor de las comidas y brindar un toque ibérico a las diferentes preparaciones. Este es un alimento que tiene varias presentaciones, por lo cual se puede comer de diferentes maneras o incluirla en varios platos. La morcilla ibérica la podemos comer en granos, tapas, asadas, a la plancha, en forma de pasta para untar, revueltos, guisos, etc.

Granos con morcilla

Una buena sugerencia con morcilla ibérica la puedes degustar en una preparación con granos. Por ejemplo, puedes preparar: garbanzos con morcilla ibérica. Excelente decisión.

Para ello, debes poner en remojo los garbanzos desde el día anterior.

Para la preparación del plato, pones a hervir los garbanzos en una olla junto con una hoja de laurel, un hueso de jamón ibérico y un poco de sal. Una vez cocidos, dejas los garbanzos escurrir, reservas algo de caldo.

Por otra parte, en una sartén debes freír una ñora y, a continuación, unos trozos de pan y un diente de ajo.

Ahora deberás juntar todos estos elementos en la batidora y le añades medio litro del caldo que has conseguido de los garbanzos y lo trituras todo hasta que se convierta en una pasta que dejarás aparte.

Por último, en una cazuela grande añades un poco de aceite para ir rehogando la morcilla cortada en rodajas y lo pones todo a fuego lento. Cuando esté lista, echas los garbanzos y le das unas vueltas, añades la pasta elaborada antes, déjalo hervir durante unos 15 minutos y ya está. Puedes utilizar el caldo para dejar el plato más líquido o más espeso, en función de tus gustos.

Anímate a comprar embutidos ibéricos, tienen una versatilidad de preparaciones ideales para compartir y sorprender a tus amigos.

Lentejas con morcilla ibérica

Esta receta consta de un guiso que se prepara con lentejas y verduras de base. Se le agrega morcilla para hacerlo espesar. Las lentejas con morcilla es un plato común en las regiones de León y Castilla y se puede acompañar con cualquier otro alimento. 

morcilla, morcilla de cebolla, morcilla de leon, morcilla lustre, morcilla de burgos, tipos de morcilla, recetas con morcilla, morcilla de cebolla, morcilla achorizada, revuelto de morcilla con huevos, morcilla leon, como cocinar morcilla de cebolla,

Tapas con morcilla

La famosa morcilla ibérica es el embutido ideal para utilizarlo en la preparación de canapés y otras tapas gracias a su textura. Se puede mezclar con otros ingredientes, inventar tapas como:

  • Bandejas de embutidos.
  • Morcilla con pan tostado y aceite de oliva. 
  • Croquetas de morcilla.

Incorporas tranquilamente de acuerdo a tu gusto y creatividad otros productos que concuerdan con la ocasión: jamón ibérico, quesos, pimientos, tortillas entre otros para tapear.

Revuelto de morcilla

Entre las opciones de platos especiales para preparar con morcilla ibérica destaca principalmente el revuelto de morcilla, es un plato nutritivo, suculento y de un sabor sin igual. Aquí te presentamos una receta, cuyo ingrediente principal son los embutidos ibéricos, plato único de cocina al estilo casero, sencillo, rápido.

Ingredientes principales

  • 3 huevos
  • 3 dientes de ajos
  • 1 morcilla ibérica
  • Tacos de jamón ibérico
  • Guisantes (cantidad al gusto)
  • Aceite
  • Sal

Preparación de la receta

Para preparar la receta de Revuelto de morcilla ibérica, pelamos la morcilla. Pelamos y machacamos los ajos. Añadimos sal al jamón. Batimos los huevos. En una sartén doramos los ajos. Añadimos la morcilla pelada en trozos medianos. Dejamos que se haga bien. Luego los guisantes, y añadimos la sal. Y por último el jamón. Dejamos que todo se fría. Luego echamos los huevos batidos, con el fuego fuerte, y removemos bien.

Llegados aquí no queda más que invitarte a degustar la variedad de morcillas ibéricas, por lo sabrosas que son y por su versatilidad en la cocina, por ser un  producto que no necesita gran preparación, pues puede consumirse crudo, y no debes olvidar lo benéfica que puede ser para tu salud, por sus niveles de proteína, y mineral de hierro, óptimo para deportistas y gente con problemas de anemia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad