¿Cuáles son los yogures pasteurizados?

Yogur pasteurizado frente a sin pasteurizar

El yogur ha sido un producto alimentario básico para numerosas culturas de todo el mundo desde hace muchos miles de años. En Oriente Medio, los pastores primitivos empezaron a transportar la leche en recipientes hechos con el revestimiento del intestino, que descubrieron que podían ayudar a prolongar la vida de los productos lácteos porque el contacto con los fluidos intestinales de los recipientes hacía que la leche se cuajara y se agriara, conservándola durante un largo periodo. Aparte de la desecación, éste era históricamente el único método seguro de conservación de la leche.

La producción moderna de yogur consiste en cultivar la leche con bacterias vivas. Las bacterias producen ácido láctico que coagula las proteínas de la leche, haciendo que el yogur sea espeso y tenga un sabor ligeramente ácido. Los cultivos bacterianos necesarios para producir yogur son el Streptococcus thermophilus y el Lactobacillus bulgaricus. Alrededor del 80% de todo el yogur fabricado en EE.UU. contiene un cultivo adicional llamado Lactobacillus acidophilus, y muchos productos comerciales de yogur también contienen Bifidobacterium bifidum o Lactobacillus casei debido a sus potenciales beneficios para la salud.

Yogur pasteurizado para bebés

El término «yogur sin pasteurizar» puede referirse al yogur elaborado con leche sin pasteurizar o al yogur que no ha sido pasteurizado. La definición que se aplica a un determinado conjunto de productos de yogur suele ser un factor de localización, costumbre e interpretación. En la mayor parte del mundo, la leche se pasteuriza de forma rutinaria antes de entrar en el mercado, y el yogur suele elaborarse con esta leche. El yogur terminado puede volver a ser pasteurizado, aunque esto no es tan común. Siempre que un yogur se elabore con leche pasteurizada, la necesidad de pasteurización se cumple en gran medida.

La pasteurización es un proceso mediante el cual la leche y otros productos lácteos se calientan a temperaturas muy altas y se mantienen así durante un tiempo determinado. Esto mata a los patógenos y otras bacterias creando un entorno en el que no pueden prosperar ni reproducirse. A continuación, la leche se enfría, se envasa y se vende. Suele tener una vida útil mucho más larga que la leche sin pasteurizar, y también presenta menos riesgos para la salud.

Beneficios del yogur pasteurizado

Aunque se trata de uno de los momentos más importantes de la vida de una mujer en lo que respecta a la dieta, determinar qué comer y qué no comer durante el embarazo puede parecer un campo de batalla. Algunos alimentos son buenos, otros son malos, y esta información puede parecer que cambia cada semana.

Además, por supuesto, puede haber información engañosa o confusa debido a una mala experiencia que una mujer en particular tuvo con un determinado tipo de alimento. Sin embargo, el hecho de que esto haya sucedido una vez no lo convierte en una regla general. A fin de cuentas, cada cuerpo es diferente y cada embarazada reacciona a los distintos alimentos a su manera.

El yogur es uno de esos alimentos que se barajan en el debate sobre el embarazo. Como parece que el yogur es un término general, es importante recordar que hay muchos tipos diferentes de yogures. Algunos son ciertamente mejores que otros.

La regla general para consumir yogur durante el embarazo es limitarse a los tipos pasteurizados. Esto significa que hay importantes cultivos vivos y activos en el yogur, después de haber pasado por el proceso de fermentación de la leche al yogur. Esto cambia el sabor, la textura y la salubridad general del yogur.

Embarazo de yogur sin pasteurizar

En nuestro artículo anterior sobre la preparación del yogur, hablábamos del proceso paso a paso de la preparación de un producto tan delicioso y saludable en casa sin utilizar aparatos eléctricos especiales para ello. Hoy hablaremos de otra forma de hacer yogur, que implica el uso de un pasteurizador. Un pasteurizador es un aparato que sirve para el tratamiento térmico de la leche, los zumos y otros productos alimenticios. La intención del proceso de pasteurización radica en el hecho de que primero se calienta la leche o algún otro producto hasta una determinada temperatura, y luego se enfría bruscamente. Esto se hace para asegurar que el producto tenga una vida útil más larga después. Hacer yogur en un pasteurizador es un proceso bastante sencillo en sí mismo, así que vamos a verlo paso a paso.

No hace falta decir que el ingrediente principal es la leche. Que sea con un contenido de grasa estándar, desnatada, de vaca o de almendras, sólo depende de ti. Además de la leche, el ingrediente esencial es el fermento, por supuesto. El fermento es necesario para que se produzca el proceso de fermentación en la leche con la ayuda de los microbios, que la convertirán en yogur al final. Si lo deseas, puedes añadir azúcar, vainillina, fruta y mucho más al yogur. Sólo depende del sabor que prefieras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad