¿Cuáles son los carbohidratos que no se deben consumir?

Lista de alimentos con carbohidratos

Los hidratos de carbono o «carbohidratos» reciben mucha atención estos días y no es ningún secreto que los carbohidratos pueden afectar al azúcar en sangre (glucemia). Puede que te preguntes si deberías comer menos, o incluso comerlos. No es el único.

Los carbohidratos se presentan en muchas formas diferentes, pero las tres principales son el almidón, la fibra y el azúcar. Al comprar alimentos envasados, el término «carbohidrato total» se refiere a estos tres tipos. Más información sobre las etiquetas nutricionales.  Entonces, ¿cuál es la cantidad correcta?

Empecemos por lo básico. Todos los alimentos se componen de tres nutrientes principales: hidratos de carbono, proteínas y grasas. Se necesitan los tres para estar sano, pero cada persona necesita una cantidad diferente. A la hora de elegir los carbohidratos, la clave está en escoger los carbohidratos complejos, es decir, los que te aportan la mayor cantidad de vitaminas, minerales y fibra.  Los carbohidratos complejos se digieren más lentamente, por lo que es menos probable que provoquen un pico rápido de azúcar en la sangre, como ocurre con los carbohidratos refinados. Algunos ejemplos son los cereales integrales y las legumbres.

Alimentos ricos en carbohidratos

¿Cómo procesa el cuerpo los carbohidratos y el azúcar? Todos los hidratos de carbono se descomponen en azúcares simples, que se absorben en el torrente sanguíneo. A medida que el nivel de azúcar aumenta, el páncreas libera la hormona insulina, necesaria para trasladar el azúcar de la sangre a las células, donde puede utilizarse como energía.

En cambio, los carbohidratos complejos (presentes en los cereales integrales) se descomponen más lentamente, lo que permite que el azúcar en sangre aumente de forma gradual. Una dieta rica en alimentos que provocan un rápido aumento del azúcar en sangre puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas de salud como la diabetes.

Una dieta sana y equilibrada para niños mayores de 2 años debe incluir entre un 50% y un 60% de calorías procedentes de los hidratos de carbono. La clave es asegurarse de que la mayoría de estos carbohidratos proceden de buenas fuentes y que se limita el azúcar añadido.

Los hidratos de carbono han recibido mucha atención en los últimos años. Los expertos médicos creen que el consumo de demasiados carbohidratos refinados -como los azúcares refinados de los dulces y los refrescos, y los cereales refinados como el arroz blanco y la harina blanca que se utilizan en muchas pastas y panes- han contribuido al aumento de la obesidad en Estados Unidos.

Carbohidratos refinados

– 30 g de frutos secos o semillas Seleccione los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas con cuidado Si decide seguir una dieta baja en hidratos de carbono, no evite por completo los hidratos de carbono: necesita algunos en su dieta como combustible y para metabolizar las grasas. Elija alimentos ricos en hidratos de carbono no refinados o no procesados (incluidos los cereales integrales y la fruta), en lugar de formas refinadas y densas en energía (como pasteles, dulces y refrescos). Coma una variedad de verduras a diario. Seleccione una variedad de alimentos ricos en proteínas que también sean bajos en grasas saturadas, por ejemplo: También puede seleccionar alimentos ricos en proteínas que sean de origen vegetal, por ejemplo: Elija grasas insaturadas saludables de origen vegetal (como el aceite de oliva, canola, cacahuete o soja) en lugar de las de origen animal (mantequilla o grasa de carne). Dónde obtener ayuda

Descargo de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Lista de carbohidratos refinados

Con los carbohidratos tan omnipresentes -y tan difíciles de resistir- ¡Come esto, no aquello! se pregunta qué le ocurre a tu cuerpo si los dejas. Descubra cuánto tiene que ganar -y perder- en este exclusivo informe especial.

4. Los carbohidratos simples están hechos de azúcares simples, y comer demasiados puede causar estragos en su cuerpo tanto a corto como a largo plazo. Cuantos más carbohidratos de rápida digestión consuma, más insulina producirá su páncreas, lo que puede acabar provocando resistencia a la insulina y diabetes de tipo 2, según Smith. ¡Coma esto! Consejo: Los carbohidratos complejos ricos en fibra son más difíciles de digerir para tu cuerpo, lo que evita los picos de azúcar en sangre que provocan la liberación de insulina. «Cuanto más bajo y estable sea el nivel de azúcar en sangre, menos insulina se liberará de forma constante y más sensibles a la insulina serán nuestros tejidos, lo cual es bueno», explica Smith. Así pues, si reduces las cosas sencillas, podrás mantener estables los niveles de azúcar en sangre y reducir el riesgo de diabetes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad