¿Cuál es la manera correcta de colocar un jamón en el jamonero?

Cómo cortar un jamón entero

Ahora que se acerca la Navidad, es el momento perfecto para escribir sobre cómo cortar un jamón correctamente (y cómo conservarlo), a veces es bastante difícil y si lo haces de forma incorrecta pierde sabor. Nuestro jamón Olmeda Origenes es la mejor opción para estas navidades, para disfrutar con tu familia y amigos.

Empieza cortando lonchas muy finas, haciendo pequeños pero precisos movimientos de izquierda a derecha. No corte lonchas demasiado largas. Mantenga la otra mano alejada de la superficie de corte para evitar cualquier accidente. La posición ideal es sujetar la rebanada con la otra mano.

Cómo cortar jamón serrano sin hueso

La almohadilla es la parte más grande y sabrosa del jamón. Si desea consumir el jamón curado cuando el cerdo esté en su punto, comience a cortar primero la almohadilla. Para ello debe colocar el jamón curado en el jamonero con la pezuña hacia arriba.

Si crees que vas a tardar varios días o semanas en consumir el jamón, puedes empezar a cortar primero la babilla (es la parte más seca) y dejar la almohadilla para más adelante, así evitarás que la babilla quede demasiado seca. En este caso colocaremos el jamón curado en el jamonero con la pezuña hacia abajo.

Una vez afilados los cuchillos, localizaremos el corvejón, cerca de la pezuña. Haremos un corte en ángulo con el cuchillo corto unos centímetros por debajo de la articulación. A continuación, haremos un corte en forma de cuña para eliminar la piel y la grasa de esa zona.

Ahora quitaremos la piel/corteza y la grasa amarilla oxidada, pero sólo de la zona que se consumirá durante los días siguientes. Así, el jamón no se resecará y la carne se mantendrá tierna.

Cómo cortar un jamón serrano con hueso

Voy a empezar por la mayor duda a la hora de colocar un jamón y la más fácil de resolver: ¿La pezuña está arriba o abajo? Pues bien, te sorprenderá, y no lo olvidarás nunca más a partir de hoy, en qué posición debes colocar el jamón serrano.

Si lo vais a consumir muy rápido, en cuestión de un día, bien porque es una celebración, o en pocos días porque en casa sois adictos empedernidos a comer jamón, dará igual por dónde lo empecéis, a no ser que queráis empezar, por capricho, a hacerlo por la parte más tierna y jugosa, la MAZA, o por la más curada y dura, la BABILLA.

La imagen lo dice todo. Aunque la foto es de un jamón ibérico, se distingue por la pezuña negra (aunque hay cerdos de capa blanca que también la tienen), pero sobre todo por el aspecto estilizado de la pieza; su caña es mucho más fina y el corte en V, a diferencia de muchos jamones serranos que son más redondeados y de caña más gruesa.

Si vas a tardar un tiempo considerable, una semana o semanas, te recomiendo que empieces por la babilla, la parte más seca, ya que si lo haces al revés, corres el riesgo de que en esas semanas esa zona se reseque aún más.

Jamonero

La figura del cortador de jamón es reconocible tanto en los restaurantes de alta gama como en las reuniones familiares, donde siempre hay alguien que destaca como gran cortador. Si bien es un lugar de alto honor, también lo convierte a uno en blanco de críticas. ¿Cómo vas a empezar el jamón ahí? Estás cortando demasiado grueso… Por supuesto, no hay manera de evitar las críticas por completo, pero la forma más fácil de reducirlas es tener las habilidades y las herramientas adecuadas. Lo primero es un cuchillo jamonero afilado y una hoja más corta para pelar y cortar alrededor de los huesos. Pero los cuchillos no sirven de mucho sin un soporte para jamón que le permita cortar con suavidad sin preocuparse de si el jamón va a permanecer en su sitio. Hay muchos jamoneros en el mercado, pero no todos son iguales. No siempre es fácil decidir cuál es el adecuado para usted, así que vamos a ver los factores que debe tener en cuenta a la hora de buscar el jamonero perfecto.

Es fundamental asegurarse de que la base del jamonero no se deslice al realizar el corte. El primer factor que afecta a esto es el peso: si el jamón y el soporte pesan juntos muchos kilos, este peso por sí solo mantendrá el jamonero en su sitio. Pero también es conveniente que el jamonero tenga pies de goma en su base para evitar que se deslice sobre superficies de madera. Así, la base del jamonero estará firmemente anclada en su sitio, evitando movimientos inesperados que podrían estropear su corte, o peor aún, provocar un accidente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad