¿Cómo se lleva a cabo el afilado de buriles?

Grabstichel

La piedra de afilar se utiliza para afilar diversos instrumentos de corte, como las herramientas de talla utilizadas en la impresión de bloques de madera, los buriles utilizados en el grabado en madera y las agujas y raspadores utilizados en la impresión de placas de cobre.

Cuando las herramientas de tallado y los buriles están desafilados o astillados, resulta difícil tallar el bloque de impresión. Por ello, es necesario afilarlos con una piedra. Hay dos tipos de piedra de afilar: las que utilizan agua (piedra de agua) y las que utilizan aceite (piedra de aceite) para la lubricación. Ambos tipos están disponibles en materiales naturales o artificiales.

La piedra de agua se utiliza para afilar las herramientas de talla utilizadas en la impresión de bloques de madera. Hay tres grados de piedra de agua: piedra bruta, piedra media y piedra de acabado. La piedra áspera se utiliza si hay una gran astilla en la hoja. Sin embargo, para el uso ordinario, sólo se utilizan la piedra media y la piedra de acabado, en ese orden. La piedra bruta y la piedra mediana son muy absorbentes, por lo que es necesario remojarlas previamente en agua. Hay que sacarlas del agua antes de usarlas y colocarlas sobre una tabla especial o un trozo de tela para que no se muevan. Los cuchillos planos y el kiridashito (tipo de cuchillo para tallar) se afilan presionando el filo inclinado de la hoja contra la piedra. Las gubias en forma de U se afilan colocando el filo inclinado sobre la piedra y moviéndolo a izquierda y derecha en semicírculos. Los cuchillos triangulares se afilan de uno en uno. Al afilar los cuchillos, se producen rebabas en el reverso de la hoja. Hay que eliminarlas colocando este reverso sobre la piedra y afilándolo suavemente. El reverso de los cuchillos redondos y triangulares puede afilarse con una varilla de afilar o con papel de lija en seco y húmedo. Una vez afilados los cuchillos con una piedra mediana, deben afilarse de nuevo con una piedra de acabado de la misma manera.

El caballero de la muerte y el diablo

Una fase preliminar trata de la preparación de la plancha y de los métodos de afilado de las herramientas. La parte central del curso consiste en la experimentación de diferentes técnicas de grabado a buril sobre cobre: la morfología del signo; la relación entre los signos pesados y ligeros; la ritmicidad de la eclosión y las ondulaciones de intersección de los grabados del siglo XVI; el signo lineal sintético. El curso concluye con la fase final de entintado, limpieza e impresión de la matriz.

Koichi Yamamoto es un artista que fusiona técnicas tradicionales y contemporáneas para desarrollar enfoques únicos e innovadores del lenguaje del grabado. Sus grabados exploran temas como lo sublime, la memoria y la atmósfera. Koichi ha trabajado a muchas escalas, desde pequeñas y meticulosas placas de cobre grabadas hasta grandes monotipos.

Se licenció en el Pacific Northwest College of Art de Portland (Oregón) y después se trasladó a Cracovia (Polonia), donde estudió grabado en la Academia de Bellas Artes de Bratislava (República Eslovaca). Koichi también estudió en la Academia de Bellas Artes de Poznan (Polonia) y realizó un máster en la Universidad de Alberta (Canadá). Además, ha trabajado como diseñador textil en Fredericia, Dinamarca.

Grabados

El término buril hace referencia a una herramienta utilizada por los grabadores que tiene una hoja fina y puntiaguda y que sirve para grabar o cortar. El primer uso conocido de la palabra se remonta a Francia a mediados del siglo XVI, cuando se acuñó el término para la herramienta que conocemos hoy[2].

Los tipos más omnipresentes tienen una cara cuadrada o en forma de rombo, pero el repertorio de gama alta tiene muchos otros. Un buril de tinte consiste en una cara cuadrada con dientes, para crear muchas líneas finas y estrechamente espaciadas. Un punzón permite crear puntos finos. El buril plano tiene una cara rectangular y se utiliza para cortar grandes porciones de material a la vez.

Los primeros usos del buril se remontan al Paleolítico Inferior; la herramienta fue creada y utilizada por los primeros humanos para grabar hueso, cuero, asta, madera y otros elementos densos que los primeros humanos encontraron. La herramienta procede del sílex y en su creación se denomina «escama». El buril se crea cuando la lasca más pequeña es golpeada por la más grande, astillando el mineral y creando una punta afilada. La herramienta se utilizaba sola o con un mango de piel de animal o de madera en años posteriores[3].

Grabado de metales

Utilizado principalmente como decoración y arte, las imágenes grabadas han sido garabateadas en las paredes de las cuevas, en las conchas de las ostras, etc. Las reliquias han persistido a lo largo de miles de años, proporcionando los más mínimos atisbos de los pueblos antiguos. Los grabados representan los signos de la realeza, dan una forma intrincada y agradable a un mango que, de otro modo, estaría desnudo, o tienen una variedad de otros propósitos.

Para grabar un objeto es necesario tener acceso a las herramientas del grabador y al objeto que se va a grabar. El objeto que se va a grabar suele ser algo pequeño que se pueda llevar en la mano, como una espada o una jarra, aunque debe tener una superficie plana y dura para poder grabarlo.

El grabado es un proceso largo que requiere varias horas de aplicación, incluso para diseños pequeños y sencillos. Un grabador debe utilizar un buril, una herramienta de acero con una cara de corte precisa, y empujar lentamente con la mano sobre el metal, la madera o incluso la piedra, creando poco a poco líneas graves en diferentes ángulos para crear un diseño.

Todos los tamaños representan el espacio mínimo para cada diseño, y a discreción del DM pueden ocupar más. Los diseños grabados no mágicos pueden colocarse uno al lado del otro o al lado de los diseños mágicos, pero los diseños mágicos no pueden estar cerca uno del otro sin que su magia falle.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad