¿Cuántos cerdos de bellota por hectarea?

Pata de jamón español

Es un miércoles por la tarde y los cerdos están trabajando duro. También lo está su porquero, Juan Carlo, que se ocupa de guiarlos por esta finca de 1.700 acres hasta las bellotas más selectas de la tierra. Al amanecer, Juan Carlo despierta a unos 340 cerdos de su granja y los pone a trabajar. Al anochecer, los acorrala de vuelta al rancho. Este año cumple 25 años de trabajo.

Dentro de unas semanas, el trabajo de los cerdos habrá terminado: habrán engordado lo suficiente para ser sacrificados, descuartizados y convertidos en uno de los jamones más caros del mundo: en mi tienda local, 220 dólares por una libra cortada a mano. ¿Por qué es tan caro? Porque será jamón ibérico puro de bellota, de bellota, y se venderá bajo la marca Cinco Jotas (5J), una de las más antiguas y respetadas de España.

El jamón ibérico de bellota es intensamente dulce. Es floral, terroso y con sabor a nuez, como el buen parmesano, con una grasa tan suave que se deshace en la boca. Para muchos amantes del jamón es lo mejor que puede haber, y nunca es barato.

Esta parcela verde de cuento, salpicada de árboles nudosos y refrescada por la brisa del clima ibérico, es una de las muchas que hay en España y Portugal que crían cerdos para Sánchez Romero Carvajal, la empresa que produce el jamón 5J. Pero todos esos cerdos acaban llegando a un pequeño pueblo llamado Jabugo, donde los jamones se curan en una bodega de 130 años de antigüedad diseñada para esta tarea. De principio a fin, el proceso de elaboración del jamón es sencillo: dar a los buenos cerdos la libertad de ser buenos cerdos, dejar que se alimenten de la tierra y luego curar su carne con poco más que sal y aire.

Jamón bodega

Aquí puedes encontrar las últimas noticias sobre el cerdo y su producción. Para recibir las noticias en tu correo electrónico sólo tienes que suscribirte.InicioEl Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, aprobó, el pasado viernes, el Real Decreto por el que se aprueba la norma de calidad para la carne de cerdo ibérico, y los jamones, paletas y lomos curados. Esta norma mejora la información que se da a los consumidores a través del etiquetado y la presentación, la calidad del producto (porque establece un mayor rigor y control de los procesos), y la fiabilidad respecto a las denominaciones que realmente corresponden a los productos.

En cuanto a las razas autorizadas, se ha reforzado el papel del libro genealógico (cuyos certificados pasarán a ser la única forma de confirmar la pureza de la raza), lo que ayudará a preservar la pureza del cerdo ibérico.

En cuanto a la cría de los cerdos en montanera (cría extensiva en las dehesas o bosques de encinas, alcornoques y/o quejigos), la normativa adapta la carga ganadera a la capacidad productiva de la dehesa, estableciendo un número de cerdos por hectárea de dehesa en función de la superficie arbolada (entre 0,25 y 1,25 cerdos/ha).

Qué es la pata negra

Es un miércoles por la tarde y los cerdos están trabajando duro. También lo está su porquero, Juan Carlo, que se ocupa de guiarlos por esta finca de 1.700 acres hasta las bellotas más selectas de la tierra. Al amanecer, Juan Carlo despierta a unos 340 cerdos de su granja y los pone a trabajar. Al anochecer, los acorrala de vuelta al rancho. Este año cumple 25 años de trabajo.

Dentro de unas semanas, el trabajo de los cerdos habrá terminado: habrán engordado lo suficiente para ser sacrificados, descuartizados y convertidos en uno de los jamones más caros del mundo: en mi tienda local, 220 dólares por una libra cortada a mano. ¿Por qué es tan caro? Porque será jamón ibérico puro de bellota, de bellota, y se venderá bajo la marca Cinco Jotas (5J), una de las más antiguas y respetadas de España.

El jamón ibérico de bellota es intensamente dulce. Es floral, terroso y con sabor a nuez, como el buen parmesano, con una grasa tan suave que se deshace en la boca. Para muchos amantes del jamón es lo mejor que puede haber, y nunca es barato.

Esta parcela verde de cuento, salpicada de árboles nudosos y refrescada por la brisa del clima ibérico, es una de las muchas que hay en España y Portugal que crían cerdos para Sánchez Romero Carvajal, la empresa que produce el jamón 5J. Pero todos esos cerdos acaban llegando a un pequeño pueblo llamado Jabugo, donde los jamones se curan en una bodega de 130 años de antigüedad diseñada para esta tarea. De principio a fin, el proceso de elaboración del jamón es sencillo: dar a los buenos cerdos la libertad de ser buenos cerdos, dejar que se alimenten de la tierra y luego curar su carne con poco más que sal y aire.

Cinco jotas uk

Cinco Jotas sigue siendo una empresa familiar que no ha cambiado su proceso de secado al aire desde 1879, aunque los cambios en el clima a lo largo de las décadas han trasladado la operación bajo tierraPor supuesto, con el jamón curado, el proceso no termina con el sacrificio. Puede ser un negocio muy serio. Cinco Jotas es uno de los mayores productores de ibérico de bellota del país. Su nombre significa «cinco estrellas», un nombre inteligente, aunque no atrevido, que apunta a su excelente ética y a la forma de cuidar a estos animales, desde su nacimiento hasta su venta. Sigue siendo una empresa familiar que no ha cambiado su proceso de secado al aire libre desde 1879, aunque los cambios climáticos que se han producido a lo largo de las décadas han trasladado la operación del patio al aire libre a las bodegas subterráneas con temperatura controlada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad