¿Cuáles son las especias de la morcilla?

Receta de la morcilla

Tamizar la sangre de cerdo en un recipiente grande para eliminar los coágulos y añadir a la sangre la grasa de lomo sudada y las cebollas fritas. A continuación, añada la harina de avena, la pimienta blanca, la sal, las especias y la nata líquida. Cuando los ingredientes estén bien mezclados, es el momento de rellenar las tripas.Haz un nudo en un extremo de una tripa, dejando un largo hilo como «cola». Pasa el otro extremo por encima de la boquilla del embudo. Con un cucharón, vierta la mezcla en el embudo. Esto será un poco sucio, así que realiza toda la operación sobre una bandeja para recoger cualquier desbordamiento. No llene demasiado el embudo, ya que los budines se expanden al cocinarse. Hay que dejar entre 5 y 7 cm en la parte superior, ya que el embudo puede obstruirse. Utiliza un palillo o algo similar para eliminar cualquier obstrucción.Coge la cola del trozo de cuerda y utilízala para hacer un segundo nudo en el otro extremo de la tripa. Deberías tener una bonita tripa en forma de U. Llena una cacerola grande con dos tercios de agua sin sal hasta que hierva y luego baja el fuego a un hervor muy suave. Pinchar de vez en cuando con una aguja cada una de las tripas en el agua. Si sale un líquido marrón, el budín está hecho. Esto debería llevar unos 20 minutos. Dejar enfriar el budín, cortarlo en rodajas y servirlo.

Morcilla blutwurst

Como marca líder de morcillas en el Reino Unido, a menudo nos preguntan cómo cocinar las morcillas. La morcilla es un ingrediente muy versátil y puede cocinarse de diferentes maneras. Se pueden asar, freír, cocer a fuego lento, calentar en el microondas o incluso hornear las morcillas. La respuesta sencilla es que no hay una forma correcta o incorrecta.

Nuestras morcillas se cocinan completamente durante la fabricación, así que sí, puede comerlas directamente del envase, frías, si lo desea.  Por favor, tenga en cuenta: si ha comprado su morcilla en un mostrador de carne cruda, no debe consumirla fría y debe calentarla bien por si ha estado en contacto con otros productos cárnicos crudos.

Qué es la morcilla

La morcilla es un tipo de morcilla regional diferente, originaria de Gran Bretaña e Irlanda. Se elabora con sangre de cerdo o de vacuno, con grasa de cerdo o sebo de vacuno, y un cereal, normalmente avena, avena o cebada. La elevada proporción de cereales, junto con el uso de ciertas hierbas como el poleo, sirve para distinguir la morcilla de las morcillas que se consumen en otras partes del mundo[1].

Las morcillas suelen considerarse una de las formas más antiguas de embutido. Los animales suelen ser desangrados en el momento del sacrificio, y como la sangre se estropea rápidamente si no se prepara de alguna manera, hacer una morcilla con ella es una de las formas más fáciles de garantizar que no se desperdicie[1] Aunque la mayoría de las recetas modernas de morcillas llevan sangre de cerdo, no siempre ha sido así. También se utilizaba sangre de oveja o de vaca, y una receta inglesa del siglo XV utilizaba la de una marsopa en un pudín que comía exclusivamente la nobleza[1] Hasta al menos el siglo XIX, la sangre de vaca o de oveja era la base habitual de las morcillas en Escocia; el diccionario escocés de Jamieson define la «morcilla» como «un pudín hecho con sangre de vaca u oveja»[3].

Morcilla kaufen

Un tipo de morcilla, la morcilla es a la vez un producto británico básico, digno de ocupar un lugar en cualquier desayuno inglés completo, y un ingrediente controvertido del mismo modo que los despojos y las mollejas. Nuestra apasionante colección de recetas de morcilla explora las múltiples formas en que puede utilizarse como ingrediente, elemento o punto central de cualquier plato. La morcilla suele estar hecha de una mezcla de sangre de cerdo con avena, grasa de cerdo, cebollas y muchas especias y condimentos, lo que le da un sabor fuerte y robusto. La receta de Bryan Webb de cuatro formas de carne de cerdo celebra la morcilla junto con panceta, manitas y lomo de cerdo, mientras que Matthew Tomkinson la combina con pollo en terrina para lograr un mayor contraste de sabores. También tenemos recetas que se remontan a la herencia escocesa de la morcilla, como el huevo escocés de venado y morcilla de Nigel Mendham, que constituye un entrante deliciosamente inusual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad