¿Cómo se debe comer el huevo en el embarazo?

Comer huevos durante el primer trimestre del embarazo

El consejo actual de la Agencia de Normas Alimentarias es que es seguro comer huevos de gallina crudos durante el embarazo, siempre que lleven la marca del León Británico1. Esto se debe a que los huevos con la marca del León Rojo han sido puestos por gallinas que han sido vacunadas contra la salmonela. Esto significa que no es necesario que elimines de tu dieta los huevos de gallina pasados por agua, fritos o pasados por agua cuando estés embarazada.

Sin embargo, tendrás que asegurarte de que los huevos que comas que no lleven la marca León se cocinen bien hasta que las claras y las yemas estén sólidas. Esto destruirá cualquier bacteria de la salmonela, por lo que son seguros para comer. Aunque es poco probable que la salmonela dañe a tu bebé, puede provocarte diarrea, vómitos y un aumento de la temperatura, lo que puede ser especialmente desagradable cuando estás embarazada.

Su alto contenido en proteínas (que incluye toda la gama de aminoácidos) favorece el crecimiento saludable de los huesos y los músculos, además de reforzar el sistema inmunitario. Aunque mucha gente asocia las claras de huevo como una buena fuente de proteínas, en realidad éstas están más concentradas en la yema. Sin embargo, como hay más «clara» que «yema» en un huevo, la clara contiene cantidades más altas en general3.

¿Puedo comer 3 huevos al día durante el embarazo?

La dieta de una mujer durante el embarazo debe cuidarse especialmente, ya que tiene un impacto directo en el desarrollo del bebé. Comer alimentos nutritivos es importante para el bienestar de la madre y del niño. Los huevos están llenos de proteínas y otros nutrientes, y suelen ser un gran alimento para incluir en la dieta de las personas. Sin embargo, ¿es seguro para las mujeres embarazadas? Conozcamos los beneficios que pueden tener los huevos durante el embarazo, así como los efectos secundarios que podrían producirse.

«¿Es correcto comer huevos durante el embarazo?», pueden preguntarse muchas futuras mamás. Aunque la respuesta a esta pregunta es afirmativa, hay que tomar ciertas precauciones antes de consumir huevos. Los huevos están llenos de minerales, vitaminas y grasas buenas.    Comer huevos durante el embarazo aportará todos estos nutrientes esenciales a la madre y al bebé. En lugar de comer huevos crudos o sin hervir, se aconseja comer huevos hervidos durante el embarazo, ya que así se eliminan las bacterias dañinas presentes en el huevo. Ciertas precauciones al comprar huevos, como asegurarse de su frescura comprobando la fecha del envase y comprarlos sólo en lugares limpios, reducirán las posibilidades de contaminación.

Puede comer yema de huevo durante el embarazo

Ahora que estás esperando un bebé, probablemente estés pensando muy bien lo que comes, y por buenas razones. Al fin y al cabo, lo que introduces en tu organismo es la principal fuente de nutrientes para tu bebé, y las proteínas, el hierro y la colina son especialmente importantes para su desarrollo. Por eso, si quieres empezar con buen pie tu alimentación durante el embarazo, debes añadir un par de superalimentos a tu dieta. Los huevos son uno de ellos.

Así es. Aunque han tenido mala fama durante años (sobre todo si te han diagnosticado colesterol alto), en realidad los huevos están repletos de proteínas, grasas saludables, hierro, vitaminas, minerales y carotenoides y, cuando están completamente cocidos o pasteurizados, son un gran alimento para consumir a diario cuando se está embarazada.

1. Pueden ayudar a estabilizar tus niveles de azúcar en sangre. Los huevos son bajos en carbohidratos. Esto es especialmente importante si te han diagnosticado diabetes gestacional o te han diagnosticado prediabetes, ya que querrás comer principalmente alimentos con un índice glucémico bajo.

2. Favorecen el desarrollo general del bebé. Dado que los aminoácidos contenidos en las proteínas son los componentes básicos de las células de nuestro cuerpo, es importante que consumas alimentos ricos en proteínas para ayudar al desarrollo normal de tu bebé. Una mujer embarazada debe consumir entre 40 y 70 gramos de proteínas, y un huevo contiene 7 gramos. Así que comer dos huevos duros al día es una forma fácil de aumentar tu consumo de proteínas sin añadir grasa a tu dieta. Además, llevar una dieta rica en proteínas puede ayudarte a mantener estables tus niveles de azúcar en sangre.

¿Cuántos huevos puedo comer al día durante el embarazo?

El consejo actual de la Agencia de Normas Alimentarias es que es seguro comer huevos de gallina crudos durante el embarazo, siempre que lleven la marca del León Británico1. Esto se debe a que los huevos con la marca del León Rojo han sido puestos por gallinas que han sido vacunadas contra la salmonela. Esto significa que no es necesario que elimines de tu dieta los huevos de gallina escurridos, fritos o pasados por agua cuando estés embarazada.

Sin embargo, tendrás que asegurarte de que los huevos que comas que no lleven la marca León se cocinen bien hasta que las claras y las yemas estén sólidas. Esto destruirá cualquier bacteria de la salmonela, por lo que son seguros para comer. Aunque es poco probable que la salmonela dañe a tu bebé, puede provocarte diarrea, vómitos y un aumento de la temperatura, lo que puede ser especialmente desagradable cuando estás embarazada.

Su alto contenido en proteínas (que incluye toda la gama de aminoácidos) favorece el crecimiento saludable de los huesos y los músculos, además de reforzar el sistema inmunitario. Aunque mucha gente asocia las claras de huevo como una buena fuente de proteínas, en realidad éstas están más concentradas en la yema. Sin embargo, como hay más «clara» que «yema» en un huevo, la clara contiene cantidades más altas en general3.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad