¿Cómo cuidar los guantes de carnaza?

Cuidado de los guantes de piel de ciervo

Como es de esperar, los guantes de piel pueden ensuciarse con el uso frecuente. Como el cuero es piel, absorbe los aceites de tus manos, así como otros líquidos y partículas. Con el tiempo, la suciedad y el polvo pueden acumularse en tus guantes. Si los tuyos parecen deslucidos, con suciedad visible y marcas de rozaduras, es hora de darles una buena limpieza. Esto no significa simplemente meterlos en la lavadora o dejarlos en remojo en una bañera con agua. En cambio, los guantes de cuero requieren el máximo cuidado para preservar la integridad y el color del cuero. Aquí tienes nuestras guías paso a paso para la limpieza exterior e interior de tus guantes de cuero.

Antes de lavar los guantes, es imprescindible que el jabón que elijas no esté formulado con productos químicos agresivos. Estos eliminan los aceites naturales del cuero, lo que hará que los guantes queden rígidos e incómodos. Además, la eliminación de los aceites acorta enormemente su vida útil. Asegúrate de tener un jabón suave como el jabón de Marsella o el jabón de silla de montar.

Ahora que tus guantes de cuero están limpios, ¿qué pasa con la impermeabilización? Esto también se puede hacer fácilmente, aunque no es del todo necesario. Mientras el cuero no se sumerja o se deje caer en un charco, el cuero aguantará bien la lluvia o la nieve. Si necesitas impermeabilizar tus guantes, utiliza un producto de alta calidad como Nikwax para ayudar a repeler el agua. Estos pasos son válidos tanto para el cuero falso como para el genuino, pero no para el ante. Dado que es el cuero más delicado, el ante debe ser tratado con pericia cuando se ensucia demasiado como para cepillarlo con un cepillo de alambre suave o un cepillo de dientes.

Cómo reacondicionar los guantes de cuero

El cuero de mala calidad es más rígido y tiene más probabilidades de agrietarse y estirarse, por lo que invertir en un cuero de alta calidad es clave para la longevidad y la comodidad de sus guantes. Los mejores tipos de cuero que se pueden buscar son el de oveja, el de ciervo y el de pecarí.

Las ovejas de pelo no son lo mismo que las ovejas utilizadas para la lana. Tienen el pelo más largo y el cuero es mucho más suave y ligero que la típica piel de oveja. La piel de oveja tiene una gran resistencia a la tracción, lo que significa que aguanta mejor el movimiento y el estiramiento. Su textura lisa y brillante le confiere un aspecto elegante.

La piel de ciervo es conocida por su combinación de resistencia y suavidad. Tiene un grano granulado y es una de las pieles para guantes más duraderas que existen. La piel de ciervo suele ser un poco más gruesa y de aspecto más resistente que otros tipos de piel, similar a la piel de alce, lo que la convierte en una gran opción para los días más fríos del invierno.

El pecarí es el mejor de los cueros para guantes. El pecarí es un jabalí nativo del Amazonas, y sus pieles combinan los mejores atributos de todos los demás cueros que existen. Increíblemente suave, flexible, cálido y duradero, el cuero de pecarí puede durar décadas. Además, se puede volver a coser una y otra vez, por lo que si eres especialmente duro con tus guantes y rompes una costura, es fácil de arreglar.

Guantes de cuero para aceite

Los guantes de cuero son magníficos. Flexibles, a la moda, infinitamente prácticos, y mi parte favorita: hechos de cuero. Para fabricar estos finos ejemplares se utilizan diversos tipos de cuero, que van desde el cuero de ciervo o el cuero de alce hasta la piel de oveja y de cabra. Estas pieles suelen tener algo en común: son muy suaves y flexibles. Sin embargo, no hay que cometer el error de pensar que estas bellezas de cuero son unas delicadas manoplas. Los guantes de cuero pueden ser excepcionalmente duraderos, sobre todo si están hechos con un corte de grano superior o completo (puedes leer sobre los cortes de cuero aquí). Es muy probable que todo lo que le eches a tu cuero, lo pueda soportar y más. Sin embargo, esto no es una excusa para abusar de tus guantes de cuero. Si quieres que tu fiel prenda de mano resista el paso del tiempo, tienes que practicar el cuidado adecuado de los guantes de cuero.

Antes de hablar de cómo mantener tus guantes de cuero en perfecto estado, vamos a hablar de algunas cosas que no quieres que le ocurran a tu cuero: el cuero reseco, la putrefacción desde el interior y los daños químicos catastróficos.

Acondicionador de guantes de cuero

Waterproofing Wax for Leather es una crema impermeabilizante a base de agua para el cuero liso. Proporciona una repelencia al agua duradera (DWR) instantánea, mantiene la transpirabilidad y puede aplicarse al cuero húmedo o seco.

Las empresas de guantes como POW, Black Diamond, FlyLow, Outdoor Research, Kinco y 686 producen guantes de cuero realmente buenos y de alta calidad. Los guantes de cuero son realmente increíbles, pero no siempre son impermeables. Una membrana impermeable y transpirable, como el Gore-Tex, suele ser lo que impide que el agua y la humedad lleguen a tus manos. El uso de la cera impermeabilizante para cuero añadirá repelencia al agua al cuero y proporcionará una protección adicional contra los elementos. Además, prolongará la vida de sus guantes.

¿Cómo se utiliza la cera impermeabilizante para cuero?  Es muy fácil. Puedes utilizarla como si fuera una loción para las manos. Ponte los guantes en las manos, exprime una cantidad de crema tipo Hershey’s Kiss en la palma, directamente sobre el cuero. A continuación, al igual que harías con la loción para manos, frota la crema uniformemente por todos los guantes. Asegúrate de que la piel la absorba por completo y de que presione las costuras; las costuras suelen ser las zonas más vulnerables del guante para que se filtre el agua. Cuando termines de frotar, si crees que te has saltado alguna zona, aplica un poco más.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad