¿Qué beneficios tiene el caldo de huesos?

Beneficios del caldo de huesos para la piel

Hace unos veinte años, hice un agradable descubrimiento. Me di cuenta de que si mi marido, Bob, y yo tomamos al menos dos raciones de mi sopa de huesos casera a la semana, no tenemos problemas con nuestras articulaciones. Cuando no tomamos el caldo de huesos, nuestras articulaciones se vuelven bastante rígidas y molestas.

La sopa, en cambio, recoge estos elementos y nos los sirve de una forma fácilmente digerible. Y los nutrientes son los bloques de construcción de nuestras células; nos dan la capacidad de renovar y sanar todas las partes de nuestro cuerpo.

El caldo de huesos no es lo mismo que el caldo, aunque su uso es similar. Esencialmente, se puede pensar en el caldo de huesos como una alternativa más nutritiva, ¡un elixir mágico!  Al cocer a fuego lento los huesos durante mucho tiempo, se extraen los beneficios saludables (colágeno, aminoácidos, minerales).

Aunque el caldo ya preparado (cubos, caldo en polvo) tiene su utilidad, no suele estar hecho de huesos reales y además puede incluir una mezcla de proteínas hidrolizadas y emulsionantes. Además, el caldo no es tan rico y sabroso.

Receta de caldo de huesos

En esencia, el caldo de huesos es simplemente un líquido sabroso hecho de huesos y tejido conectivo cocido, normalmente de carne de vacuno o de pollo. Los elementos altamente nutritivos del hueso, como los aminoácidos, la gelatina, la glucosamina y los minerales, se infunden en un líquido abundante y sabroso que es fácil de digerir.

El caldo de huesos contiene importantes nutrientes, especialmente vitaminas y minerales como el calcio, el magnesio y el fósforo, que lo convierten en un suplemento dietético beneficioso para cualquiera. Piense en él como una píldora natural de vitaminas y minerales en forma líquida.

Los caldos de huesos naturales de alta calidad son especialmente potentes para nutrir el organismo y ayudar a combatir las enfermedades y reforzar el sistema inmunitario. Su alto contenido en proteínas, en combinación con otros nutrientes esenciales, ayuda a reparar el cuerpo, por lo que es un gran complemento dietético para culturistas y atletas.

Fortalecimiento de los huesos y las articulaciones – El caldo de huesos es una fuente de gelatina que se descompone en colágeno en el cuerpo. Esto es especialmente importante para proteger las articulaciones del estrés o de los daños. Los compuestos que se encuentran en el caldo de huesos también pueden ayudar a los que sufren de osteoartritis.

Cuánto caldo de huesos debo tomar al día

Cada pocos años, hay una tendencia de bienestar que parece imponerse como un reguero de pólvora, extendiéndose desde los nichos de mercado de la salud hasta la cultura dominante. Desde la granola hasta la dieta vegana, pasando por los baños de sal de Epsom y el vinagre de sidra de manzana, siempre estamos a la búsqueda de soluciones naturales que nos ayuden a sentirnos mejor, a tener un aspecto más joven, a dormir más profundamente, etc. Hace unos años, el caldo de huesos entró en escena como un superalimento nutricional con supuestos beneficios que abarcan toda la gama, desde hacer que la piel parezca más joven hasta quemar la grasa corporal.

Fue anunciado por personas que hacían dietas paleo, entusiastas del CrossFit y defensores de la salud ancestral, y pronto las marcas de alimentos convencionales y las grandes tiendas empezaron a fabricar y almacenar caldos de huesos, y se abrieron cafeterías de caldo de huesos en las principales ciudades del país, donde ofrecían exclusivamente caldos de huesos gourmet en forma de sopas, bebidas y chupitos.

Aunque el clamor en torno al caldo de huesos se ha calmado y ha pasado de ser una ebullición a un hervor más moderado, sigue siendo un elixir de salud muy apreciado por muchos atletas y aficionados al bienestar. Tanto si aún no has tomado tu primera taza de caldo de huesos como si hace tiempo que no lo añades a tu lista de la compra y te preguntas si el caldo de huesos está a la altura de las circunstancias, sigue leyendo para saber más sobre los beneficios del caldo de huesos.

Vitaminas del caldo de huesos

El contenido de Verywell Fit es revisado rigurosamente por un equipo de verificadores de hechos calificados y experimentados. Los verificadores de hechos revisan los artículos para comprobar su exactitud, relevancia y actualidad. Nos basamos en las fuentes más actuales y reputadas, que se citan en el texto y se enumeran al final de cada artículo. El contenido se comprueba después de ser editado y antes de su publicación. Más información.

El caldo de huesos, un caldo que se hace cociendo a fuego lento los huesos y el tejido conjuntivo del pollo y la ternera, ha ganado popularidad en los últimos años como bebida saludable. Este líquido denso en nutrientes es rico en vitaminas, minerales y proteínas de colágeno, y se cree que es curativo para todo, desde el tracto digestivo hasta la piel y las articulaciones.

El caldo de huesos contiene aminoácidos como la glutamina, la prolina y la glicina. Se ha demostrado que la glutamina previene y cura el síndrome del intestino permeable y aplaca la inflamación relacionada con el síndrome del intestino irritable y la enfermedad del intestino irritable. El cuerpo utiliza la prolina y la glicina para fabricar tejidos conectivos como el colágeno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad