¿Cuáles son las áreas de la corteza cerebral y sus funciones?

Función del lóbulo frontal

Es una parte de la corteza cerebral que se encarga de recibir e interpretar la información sensorial de diferentes partes del cuerpo: tacto, presión, temperatura y dolor.  Las áreas sensoriales ocupan todo el lóbulo temporal.

Esta área se divide en un área primaria y un área secundaria.  El área primaria reconoce determinados tipos de sensaciones procedentes de diferentes regiones del cuerpo.  El área secundaria tiene como función esencial interpretar la señal procedente del cuerpo, por ejemplo, el objeto que toca su mano ¿es una silla, una tela, etc.?  ?

El área sensorial primaria es la parte del córtex que recibe directamente las señales de los diferentes receptores (como los receptores sensibles al dolor o a la temperatura).  Estas señales producen un potencial de acción que se transmite a lo largo de una o varias neuronas a una parte específica del cerebro.

El área visual se encuentra en el lóbulo occipital.  El área visual primaria detecta específicamente los puntos oscuros y brillantes, así como el borde de la escena visual.  La función del área visual secundaria es interpretar la información visual.

Fisiología funciones de la corteza cerebral

La corteza cerebral es la capa del cerebro que suele denominarse materia gris. La corteza (capa fina de tejido) es gris porque los nervios de esta zona carecen del aislamiento que hace que la mayoría de las demás partes del cerebro parezcan blancas. El córtex cubre la parte exterior (de 1,5 a 5 mm) del cerebro y el cerebelo.

La corteza cerebral está dividida en cuatro lóbulos. Cada uno de estos lóbulos se encuentra tanto en el hemisferio derecho como en el izquierdo del cerebro. La corteza abarca aproximadamente dos tercios de la masa cerebral y se encuentra sobre y alrededor de la mayoría de las estructuras del cerebro. Es la parte más desarrollada del cerebro humano y es responsable del pensamiento, la percepción, la producción y la comprensión del lenguaje. La corteza cerebral es también la estructura más reciente en la historia de la evolución del cerebro.

La mayor parte del procesamiento de la información en el cerebro tiene lugar en la corteza cerebral. La corteza cerebral se encuentra en la división del cerebro conocida como cerebro anterior. Está dividida en cuatro lóbulos que tienen cada uno una función específica. Por ejemplo, hay áreas específicas implicadas en el movimiento y los procesos sensoriales (visión, audición, percepción somatosensorial (tacto) y olfato). Otras áreas son fundamentales para el pensamiento y el razonamiento. Aunque muchas funciones, como la percepción del tacto, se encuentran en los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, algunas funciones se encuentran en un solo hemisferio cerebral. Por ejemplo, en la mayoría de las personas, las capacidades de procesamiento del lenguaje se encuentran en el hemisferio izquierdo.

Partes del cerebro y sus funciones

La corteza cerebral, también conocida como manto cerebral,[1] es la capa externa de tejido neural del cerebro de los seres humanos y otros mamíferos. La corteza cerebral está formada en su mayor parte por el neocórtex de seis capas, con sólo un 10% de alocórtex[2]. Está separada en dos cortezas, por la fisura longitudinal que divide el cerebro en los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho. Los dos hemisferios están unidos por debajo de la corteza por el cuerpo calloso. La corteza cerebral es el mayor lugar de integración neuronal del sistema nervioso central[3] y desempeña un papel fundamental en la atención, la percepción, la conciencia, el pensamiento, la memoria, el lenguaje y la conciencia.

En la mayoría de los mamíferos, aparte de los que tienen cerebros pequeños, la corteza cerebral está plegada, lo que proporciona una mayor superficie en el reducido volumen del cráneo. Además de minimizar el volumen cerebral y craneal, el plegado cortical es crucial para el cableado del cerebro y su organización funcional[4]. En los mamíferos con un cerebro pequeño no hay plegado y la corteza es lisa[5][6].

Revista de la corteza cerebral

El cerebro es un órgano complejo que controla el pensamiento, la memoria, las emociones, el tacto, la motricidad, la visión, la respiración, la temperatura, el hambre y todos los procesos que regulan nuestro cuerpo. Juntos, el cerebro y la médula espinal que se extiende desde él constituyen el sistema nervioso central, o SNC.

El cerebro, que pesa alrededor de un kilo en un adulto medio, tiene un 60% de grasa. El 40% restante es una combinación de agua, proteínas, carbohidratos y sales. El cerebro en sí no es un músculo. Contiene vasos sanguíneos y nervios, incluyendo neuronas y células gliales.

La materia gris y la materia blanca son dos regiones diferentes del sistema nervioso central. En el cerebro, la materia gris se refiere a la parte más oscura y externa, mientras que la materia blanca describe la sección más clara e interna que se encuentra debajo. En la médula espinal, este orden se invierte: la materia blanca está en el exterior y la materia gris se encuentra en el interior.

La materia gris está compuesta principalmente por los somas de las neuronas (los cuerpos celulares centrales y redondos), y la materia blanca está formada principalmente por los axones (los largos tallos que conectan las neuronas entre sí) envueltos en mielina (una capa protectora). La diferente composición de las partes de las neuronas es la razón por la que ambas aparecen como tonos separados en ciertas exploraciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad