Los diferentes tipos de Chorizo en España

Hoy nos apetece hablar sobre uno de los alimentos más populares de la gastronomía española, además de ser reconocido internacionalmente, se trata de El Chorizo. Un embutido hecho en una tripa cerdo, ya sea del intestino delgado o del grueso, relleno con carnes, vegetales y especias.

Debido a la diversidad de presentaciones que tiene y la cantidad de recetas que se preparan con él. El chorizo se puede degustar con mucha frecuencia en platos de cuchara, en ricos bocadillos, hasta en aperitivos y todo tipo de ocasiones.

Como es conocido, es originario de la Península Ibérica. El chorizo tiene un gran vínculo con los inicios de nuestra cultura, siendo un producto derivado de la matanza, por lo que se considera parte de las tradiciones gastronómicas, está presente en casi todas las festividades y celebraciones. 

Se consume desde tiempos remotos en las sociedades rurales, donde los pobladores preparaban las reservas de carne para que les durara el año entero. En el siglo XV el cerdo se criaba en las casas, se mataba en las calles y se preparaban los embutidos en familia. Esta tradición se denomina desde entonces “la Matanza de Cerdos” y en algunos lugares se mantiene.

Antes del descubrimiento los embutidos europeos, eran blancos o negros. El pimentón llegó desde América en el siglo XVI primero de forma artesanal y luego comercialmente, aportándole al chorizo el color rojo característico, así como variedad en el sabor, dependiendo si la especia era picante o dulce. 

El chorizo tiene gran relevancia hasta en la literatura, ya que aparece en variedad de obras universales. Se encuentran libros de recetas desde el siglo XVI, con la explicación de cómo elaborarlo. Y debido a su antigüedad, mereció ser uno de los primeros embutidos españoles que la Real Academia de la Lengua definió en sus ediciones de 1796.

Características y preparación del chorizo español

Se denomina Chorizo específicamente al embutido hecho con carne de cerdo picada, que siempre lleva ajo y pimentón rojo, lo que le da su color característico, diferenciándolo del resto de los embutidos y, es curado al aire libre o ahumado. Con la adecuada mezcla de ingredientes y un proceso de curación tradicional se puede tener un producto de un alto nivel nutricional, con una fuente de proteína excepcional.

Puedes utilizar una combinación de especias, que aumentarán el sabor, como pimienta, comino, laurel, tomillo, cebolla y orégano entre otros, dependiendo del gusto de los comensales.

Debes tener presente los pasos que contempla la elaboración del chorizo, si quieres hacerlo de la manera tradicional. Se inicia con el picado de la carne, mezclado y amasado uniendo las especias, pasa por el reposo y maceración por 24 horas, para luego meterlo en la tripa del cerdo. 

Para ser el curado, átalos y déjelos secar  al aire libre, cuidando que sea un lugar fresco, donde no le dé el sol directamente y no tenga mucha humedad. 

La maduración se realiza para que alcance su firmeza y textura, mientras adquiere su aroma particular. Para lo que se deja permanecer durante 50 días al menos bien protegido. Otra forma es ahumarlo con leña y dejarlo al fresco. 

Tipos de chorizo por su forma

Te detallaremos las diversas presentaciones en las que puede encontrar los chorizos, según la forma que tengan. Y es que dependiendo de la parte del intestino que se utilice, y la manera de amarrarlo, el mismo adquiere una forma particular. Así encontrarás finos, largos, y otros redondos y grandes.

Chorizo de vela

Es un tipo de chorizo que tiene una forma recta, con un diámetro entre 30 a 40 milímetros y 40 milímetros de largo aproximadamente. Es posible que reciba su nombre por su parecido con una vela.

Chorizo cular

Este chorizo es pequeño y robusto,  con forma de cilindro un puco irregular, definida por la misma tripa natural utilizada. Es una variedad de chorizo hecho de forma exclusiva con carne de cerdo ibérico. Está entre los más populares, se puede cortar en lonchas tanto finas como anchas fáciles de digerir.

Chorizo de herradura

Es un embutido de una sola pieza, también lo puede encontrar con el nombre de sarta. Adquiere la forma de herradura porque es atado por las puntas entre sí con una cuerda, para así poder colgarlo. Su sabor se caracteriza por ser intenso y lo puedes consumir crudo. Es hecho artesanalmente, por lo que se conoce como chorizo de pueblo.

Chorizo en ristra

Tiene un calibre de 36 a 50 milímetros, es embutido en una tripa que se va dividiendo, conformando varias piezas pequeñas. Lo disfrutarás cocinándolos a la plancha. No se recomienda comerlo crudo. 

Tipos de chorizo por su tipo de carne

Chorizo de cerdo

Siendo el más popular de todos, nos hemos acostumbrado a consumirlo con más frecuencia. Dependiendo de la variedad de cerdo utilizado y de la alimentación de este encontraremos: chorizo tradicional, chorizo ibérico y chorizo ibérico de bellota, pero todos estos estarán hechos de carne de cerdo.

Chorizo tradicional 

Está hecho de cerdos conocidos como de capa blanca. Por lo general se presentan en forma de herradura. Con un sabor un poco intenso, no tienen el mismo equilibrio entre su mezcla como los demás chorizos.

Chorizo ibérico

Están hechos con carne de cerdos de raza ibérica, es por esto que su sabor es más intenso, la grasa tiene una textura untuosa agradable para la mayoría de los que lo prefieren. 

Chorizo ibérico de bellota 

Es considerado el chorizo de cerdo más saludable y de alta calidad. Elaborado con cerdos de raza ibérica que recibieron una alimentación basada en bellotas.

Chorizo de pavo

Está hecho con una mezcla única de carne de pavo y especias. Es aconsejable para seguir dietas bajas en calorías, ya que tiene poca grasa y un nivel de proteínas alto. Se aprecia un sabor suave. 

Chorizo de ciervo

Por estar hecho de carnes que provienen del ciervo, se siente un sabor muy delicado, con una textura fina. Su carne es tierna y limpia. Contiene muy poca grasa, posee niveles bajos de calorías  y colesterol. Su aporte de hierro y proteínas, la hace calificar como la carne de nuevo orden. 

Chorizo de jabalí

Está elaborado a base de carnes de jabalí, cerdo, panceta ibérica, sal, ajo, perejil y especias. Tiene un olor característico y su color es rojizo oscuro. Se consigue un producto de mucha calidad. 

tipos de chorizo

Tipos de chorizo por lugar de producción

Puedes disfrutar del resultado de la evolución del chorizo a sus anchas, ya que esta ha sido tan variada como variadas son la regiones de España. Cada lugar le ha impreso su toque especial, lo que permite poder satisfacer los gustos más exigentes. 

Chorizo de Cantabria

En esta región el potes es uno de los chorizos más populares. Se elabora con ingredientes como magro de cerdo, panceta, sal, pimienta, pimentón, ajo, orégano y tomillo. Es curado en ambiente natural y ahumado con encina durante 25 días aproximadamente, otorgándole un sabor único. Es presentado con forma de herradura. Puedes consumirlo al natural, frito o cocido.

Chorizo riojano

La Rioja es una tierra con gran tradición en la producción de embutidos. Este chorizo es firme y compacto, presenta en forma de herradura con un aroma intenso donde domina el pimentón y el ajo; con una textura agradable; su sabor es picante en ocasiones. Este chorizo ya cuenta con una Indicación Geográfica Protegida.

Chorizo de León

Este embutido es ahumado y curado en un ambiente frío. Se consigue con un color rojo-oscuro característico, su sabor es por lo general picante, con un aroma especial. Se presenta con mucha frecuencia como una herradura, atado por los extremos para colgarlo en los varales donde se lleva a cabo el proceso oreado al aire. Es, junto con la cecina, el más conocido y demandado por los visitantes dela provincia.

Chorizo de Navarra

Siendo que la primera industria cárnica de España estuvo en Navarra, es muy probable que de aquí surgiera el primer embutido industrializado. Su presentación es en forma de vela, hecho en una tripa gorda, con un color entre rojo y anaranjado. Se condimenta con sal, pimentón y ajo. Esta elaborado con de carne de cerdo, carne de vaca en poca proporción y tocino. Se consume generalmente crudo. Tiene una textura untuosa y un sabor suave, intenso y no se percibe acidez. 

Chorizo de Salamanca

El chorizo cular ibérico, hecho con jamón de bellota, es típico especialmente en  la provincia de Salamanca, debido a ser una zona con reconocimiento en la elaboración de chacina, un producto conocido en todo mundo. 

Chorizo Gallego

El chorizo gallego está elaborado básicamente por magro de cerdo, tocino, pimentón dulce y picante, ajo y sal. Es curado pasando por un ahumado y luego secado para seguidamente ser conservado en grasa o aceite. Es presentado en ristras como una longaniza, puede ser consumido crudo, cocido, frito y asado. Se toma como acompañante esencial en variedad de platos. 

Chorizo de Canarias

En Canarias, el chorizo es uno de  los embutidos más populares. Es elaborado  con una pasta blanda típico de Canarias. Entre sus variados productos está el chorizo de Teror (puede ser blanco o rojo) el palmero y el de Chacón.

Chorizo extremeño

En Extremadura, se encuentra un tipo de chorizo ibérico, denominado La patatera, este es un embutido que se produce en el norte de este lugar. Es una morcilla, con una presentación y gusto muy parecido a un chorizo. Tiene forma de herradura y en cuya elaboración se incluye una patata. Esta puede ser dulce o picante con un color rojizo y puede ser untado para comérselo.

Tipos de chorizo según el tiempo de curación

Dependiendo de la ocasión en la que usará el chorizo, te convendrá saber qué tipo de curado ha tenido, ya que en algunos casos es mejor uno bien ahumado y en otros uno fresco.

Así tendrás para escoger entre un chorizo curado, que es seco y duro, por el tiempo de deshidratación que experimentó. Esta manera de procesar los alimentos se considera  una forma de cocción. La duración del curado dependerá del grosor que tenga, así como del resultado que se desee obtener, por lo general va de 1 a 3 meses.

También está el chorizo fresco, este se comercializa de inmediato, por lo que su piel es transparente, ya que no ha dado tiempo a que cambie de color. Generalmente es un chorizo fino, cuyo grosor es menor a los 3 cm. Se utiliza para parrillas y barbacoas, el llamado chistorra entra en esta clasificación. Es degustado frito o asado.

Por último el chorizo oreado ibérico, se considera así porque se ha dejado curar varios días, pero sin dejar que se seque su carne; es por ello que te encontrarás con un producto fresco por dentro y la piel un poco seca. Es ideal para comerlo frito o en guisos, acompañando platos como los macarrones con tomate o garbanzos con chorizo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad