¿Qué pasa si una mujer embarazada duerme de lado derecho?

Dormir sobre el lado izquierdo durante el embarazo es incómodo

El sueño es esencial para una futura mamá porque cualquier tipo de problema relacionado con el sueño puede afectar a su salud prenatal. La mayoría de las madres duermen cómodamente durante el primer trimestre y experimentan dificultades para conciliar el sueño al entrar en el segundo trimestre o cuando empiezan a aparecer los bultitos del bebé. En ese momento, es posible que se esfuercen por encontrar una postura cómoda para dormir y se preocupen por saber cuál es la más segura para el bebé. Las madres experimentadas intervienen y suelen aconsejarles que duerman de lado, sobre todo del lado izquierdo. Pero, ¿qué ocurre si se duerme sobre el lado derecho? ¿Es seguro para la futura madre y el bebé que lleva en su vientre? Averigüémoslo.

Dormir en una sola posición puede resultar chocante para las madres que ya tienen dificultades para dormir con su gran barriga. Puedes dormir de espaldas o de lado hasta que empiece a notarse la barriga, y luego, de cualquier lado, cuando ya tengas esa barriga de la que presumir. Es importante tener en cuenta que dormir boca arriba durante poco tiempo puede no ser perjudicial; sin embargo, dormir así durante mucho tiempo puede restringir la circulación de la sangre hacia el feto y también puede provocar dolores de espalda, hemorroides y problemas digestivos.

Dormir sobre el lado derecho durante el tercer trimestre

Los resultados pueden ayudar a disipar las preocupaciones -informadas por estudios anteriores- de que dormir de espaldas o del lado derecho puede comprimir los vasos sanguíneos que irrigan el útero y potencialmente dañar al feto o a la madre.

Los investigadores advirtieron que su estudio evaluó la posición de sueño sólo hasta las 30 semanas de embarazo y no proporciona información sobre si dormir de espaldas o del lado derecho al final del embarazo podría aumentar el riesgo de complicaciones en el parto o en el embarazo.

Muchos médicos aconsejan a las mujeres embarazadas que duerman sobre su lado izquierdo. Estudios anteriores han relacionado el hecho de dormir de espaldas o del lado derecho con un mayor riesgo de parto de mortinatos, crecimiento fetal reducido, bajo peso al nacer y preeclampsia, un trastorno de hipertensión arterial potencialmente mortal que afecta a la madre. Los investigadores han planteado la hipótesis de que, con estas posiciones para dormir, el creciente peso del útero durante el embarazo podría comprimir la aorta (la arteria central que transporta la sangre a la parte superior e inferior del abdomen) y la vena cava inferior (la vena central que devuelve la sangre desde la parte inferior del abdomen al corazón).

Me duele dormir de lado estando embarazada

En realidad, es posible que duermas más de lo habitual durante el primer trimestre del embarazo. Es normal que te sientas cansada mientras tu cuerpo trabaja para proteger y nutrir al bebé en desarrollo. La placenta (el órgano que nutre al feto hasta el nacimiento) se está formando, tu cuerpo está produciendo más sangre y tu corazón bombea más rápido.

La primera y más acuciante razón de los problemas de sueño durante el embarazo es el aumento del tamaño del feto, que puede dificultar la búsqueda de una postura cómoda para dormir. Si siempre has dormido boca arriba o boca abajo, puede que te cueste acostumbrarte a dormir de lado (como recomiendan los médicos). Además, cambiar de posición en la cama se hace más difícil a medida que avanza el embarazo y que usted aumenta de tamaño.

El estrés también puede interferir en el sueño. Tal vez estés preocupada por la salud de tu bebé, ansiosa por tus capacidades como madre o nerviosa por el propio parto. Todos estos sentimientos son normales, pero pueden quitarte el sueño a ti (y a tu pareja).

Al principio del embarazo, intenta acostumbrarte a dormir de lado. Acostarse de lado con las rodillas dobladas es probablemente la posición más cómoda a medida que avanza el embarazo. Además, facilita el trabajo de tu corazón porque evita que el peso del bebé ejerza presión sobre la gran vena (llamada vena cava inferior) que lleva la sangre de los pies y las piernas al corazón.

¿Estoy aplastando a mi bebé cuando duermo de lado?

Tu patrón de sueño puede cambiar cuando te quedas embarazada. Dormir de lado suele ser más cómodo que dormir boca arriba, sobre todo a partir de las 16 semanas. Duerme del lado que te resulte más cómodo. Mantén las rodillas y las piernas dobladas y prueba a colocar una almohada entre las piernas. También puedes ponerte una almohada bajo el abdomen para sujetar el vientre.Dormir de lado ayuda a mantener la seguridad del bebé. Las investigaciones han demostrado que dormir de lado, sobre todo en el tercer trimestre (semanas 27 a 40), ayuda a prevenir la muerte fetal.No te preocupes si te despiertas de espaldas. No te preocupes si te despiertas de espaldas, pero es importante que te duermas de lado.Evita la cafeínaSi te cuesta conciliar el sueño, evita las bebidas con cafeína, como el té y el café.Intenta relajarte en las horas previas a acostarte. Es una buena oportunidad para practicar algunos ejercicios de relajación. Esto también te ayudará durante el parto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad