¿Qué parte cortar primero del jamón?

Qué hacer con la corteza del jamón

Una de las principales diferencias al asar un jamón cocido frente a un jamón crudo es la temperatura interna que debe alcanzar el jamón. El jamón crudo debe cocinarse hasta que alcance una temperatura interna de 160°F. El jamón completamente cocido debe calentarse hasta una temperatura interna de 140°F. Hay varios métodos que se pueden utilizar para producir un jamón jugoso y sabroso.Cada método para cocinar el jamón puede tener diferentes técnicas que se pueden utilizar, dependiendo de la receta de jamón que se utiliza o por preferencia personal de la persona que hace la cocina. Para obtener más información sobre la preparación y la cocción del jamón, consulte la Guía completa del jamón.

El asado es un método de cocción con calor seco que es una opción popular para cortes de carne grandes y tiernos. El asado, que es básicamente el mismo método de cocción que el horneado, se utiliza a menudo para cocinar jamones. Se retira la piel del jamón y se deja una capa de grasa sobre el jamón para añadir sabor y ayudar a mantener la carne húmeda mientras se cocina. El jamón debe dejarse reposar a temperatura ambiente durante 2 horas antes de cocinarlo. Hay varios métodos de asado u horneado que pueden utilizarse para cocinar un jamón. Los métodos también variarán en función de si el jamón está cocido o no, y según el tipo de jamón (jamón de ciudad, jamón de campo o jamón en lata) que se cocine. En algunas recetas también se puede rociar la carne durante todo el tiempo de cocción, pero si se rocía con los propios jugos del jamón, éste quedará más salado. A continuación se muestran algunos métodos básicos de asado y horneado que pueden utilizarse.

Cómo quitar la corteza del jamón

De todos los cortes de carne que hay en el mercado hoy en día, cortar un jamón es probablemente una de las tareas más fáciles y tolerantes. Hay tantas variedades de jamón, y la carne en sí es tan tierna que no es difícil desarrollar una habilidad fácil para cortarlos.

Además, la mayoría de los jamones tienen una forma uniforme, ya sea por el cerdo o por el productor. Además, en comparación con otros cortes de carne más grandes (como el pavo y la costilla), es más probable que el jamón esté en su menú durante todo el año en lugar de en determinadas ocasiones.

Lo más probable es que ya esté familiarizado con su corte. Sin embargo, en F.N. Sharp creemos que hay más de una manera de cortar un jamón, y esta guía le mostrará la mejor manera de conseguir los resultados más «jamoneros».

En este artículo, hablaremos de las mejores formas de cortar los tres estilos de jamón más populares. Pero, ¡lo primero es lo primero! Prepara tu espacio de trabajo eligiendo una tabla de cortar lo suficientemente grande como para colocar el jamón entero. En el caso de las tablas de cortar de plástico o acrílicas, coloca una toalla húmeda debajo para evitar que se deslice mientras cortas. Vas a ejercer cierta presión, por lo que tener un espacio de trabajo estable es fundamental.

Corteza de jamón con o sin ella

Antes de trinchar, la carne debe reposar entre 10 y 15 minutos después de retirarla de la fuente de calor. Esto permite que los jugos se redistribuyan por toda la carne, dando como resultado un jamón más firme, más jugoso y más fácil de cortar. Un jamón de campo se cortará más fácilmente si está a temperatura ambiente o más fría. Elija un cuchillo de trinchar que sea lo suficientemente largo para cortar toda la longitud del corte. Es importante que el cuchillo esté muy afilado; un cuchillo afilado permitirá cortar lonchas finas y facilitará el trinchado. A continuación se muestran los pasos para trinchar diferentes cortes de jamón y cómo cortar un jamón con la carne aún en el hueso.

Qué es la corteza de jamón

El jamón glaseado es el centro de mesa más sencillo de las fiestas, pero puede parecer desalentador si no lo conoce. Este es un tutorial práctico y conciso para todo lo que necesita saber sobre el jamón glaseado: desde la elección del jamón, la eliminación de la corteza, la cantidad que se debe comprar, el glaseado del jamón, su conservación y, por supuesto, qué hacer con el jamón sobrante.

Introducción1. El mejor jamón para el glaseado2. Cuánto jamón comprar3. Cómo pelar la corteza (piel) del jamón4. Cómo marcar la grasa (es decir, cortar en rombos) 5. Cómo hacer el glaseado del jamón6. Cómo glasear el jamón7. Cómo hornear el jamón glaseado8. Cuánto tiempo hay que cocer el jamón glaseado9. Cómo evitar los trozos quemados10. Qué salsa servir con el jamón11. Cómo servir el jamón glaseado12. Cómo preparar con antelación (¡100% perfecto!)13. Cómo guardar las sobras de jamón14. Qué hacer con las sobras de jamón

Si es la primera vez que lo hace o no se siente seguro trabajando con grandes centros festivos como el jamón, ¡no se preocupe!  El jamón glaseado es una receta fácil, poco arriesgada y que perdona. Es mucho más fácil y menos «arriesgada» que otros platos principales tradicionales de las fiestas, como el pavo asado o la costilla de ternera, porque:

También es una opción económica, ya que con un poco se llega lejos, y es práctica porque se puede servir a temperatura ambiente, por lo que no hay que preocuparse por la locura de calentarlo antes de servirlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad