Pluma Ibérica

Del cerdo ibérico se pueden obtener más cortes de los que uno se espera. Entre los más pedidos se encuentra la pluma ibérica. Este se obtiene de la parte final o posterior del lomo, es decir, el músculo romboideo torácico. Por su ubicación en el cuerpo del cerdo este posee una forma desigual, algo alargada y triangular, como una pluma. De un mismo animal pueden salir dos piezas de la misma.

La pluma ibérica, al ser un músculo del cerdo ibérico, es rica en grasa intramuscular. Por ello, de esta pieza se obtiene gran delicadeza y jugosidad en la preparación. Además, es rica en ácido oleico, lo que otorga a su sabor características particulares y saludables al consumidor.

Recetas con pluma ibérica

La pluma ibérica cada día se va conociendo más en el ámbito culinario español. Incluso, cada vez es más común encontrarla en las cartas de restaurantes. Sin embargo, este corte de cerdo ibérico aun no es tan reconocido como debería ser, incluso llega a ser desconocido.

Aún así esta pieza en forma de pluma es una exquisitez. Su peso es de entre 100 y 250 gr aproximadamente y la puedes encontrar en bandejas al vacío de 1 kg aproximadamente. Su sabor es único, algunos lo comparan con la parte alta del jamón ibérico.

Al paladar, la calidad y textura son notables. Con la pluma ibérica puedes realizar platos culinarios de todo tipo, ya sea a la plancha, al horno, a la brasa o incluso frita.

Pluma ibérica a la brasa

Incluyendo las brasas para hacer pluma ibérica puedes lograr que la carne de quede bien cocinada por fuera y tierna por dentro. Los sabores se realzan y su la ternura del bocado la hace jugosa. Esta técnica funciona bien para acompañarla con setas de temporada u otro acompañante fresco. También va bien con paté gourmet, foie y, por supuesto, un buen vino tinto.

Pluma ibérica al horno

Al prepararse al horno, la carne de la pluma ibérica se vuelve jugosa y con una corteza dorada. El corte acumula todo el sabor dentro de sí. Resulta ideal para degustar junto a un puré de zanahoria. El contraste entre lo dulce y salado será una maravilla. Sin duda, la pluma ibérica al horno funciona para cualquier época del año, es fácil de preparar y nutritiva.

Diferencias entre la pluma y otros cortes del cerdo

Lo que hace destacar la pluma ibérica por encima de otros cortes de cerdo es su equilibrio entre la grasa y el magro, la elegancia de la pieza para platos sofisticados y el ser el corte más delgado de todos. Si lo comparamos con el lomo, este posee una mejor textura y fibra muscular.

Si lo ponemos al lado del secreto, ambas son piezas delgadas, aunque la pluma ibérica gana por poco. Al cocinarlo en una parrilla o una sartén de hierro fundido bastará con unas vueltas para que su sabor haga un estallido en la boca. Además, al tener un buen equilibrio, no se estropeará tan fácilmente. Sin duda esta parte del cerdo es una de las mejores.

Precio de la pluma ibérica

El precio de la pluma ibérica variará según la presentación que esta tenga. Existen envases de 2 piezas frescas con aproximadamente 500 gr. De igual forma los puedes conseguir envasados al vacío con un peso de 1 kg aproximadamente. Todos son productos frescos con menos de 48 horas de matanza y envío.

Cuando recibes el producto debes mantenerlo conservado en la nevera a una temperatura igual o menor a los 7° C. Esto se aplica si lo vas a consumir en los siguientes 14 días. De no ser así, puedes congelarlo directamente. En este último caso debe ser en envases al vacío para que no reciban la humedad directa del congelador. Si se cubre con paños de cocina, mejor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad