Jamón asado o lacón asado ¿Cuál es mejor?

Preparar cerdo al horno es una excelente opción para compartir en familia, gracias a la abundancia de carne que se puede encontrar. Dependiendo de la forma de preparación se podrán disfrutar de platos jugosos y apetitosos.

Con unos sencillos pasos se puede lograr:

  • Primeramente se elige un buen trozo de jamón fresco en la carnicería, seguidamente se retira el hueso y la piel.
  • Se dispone de un recipiente propicio para el horno, con suficiente espacio para colocar la pieza de carne y rodearla de vegetales y verduras al gusto.
  • Se incorpora una buena salsa para churrascos, al gusto y preferencia de los comensales, con la que marinaremos la carne, se unta la misma reservando un poco.
  • Por lo general luego de marinarse no se requiere echar sal (queda a tu decisión)

Después de obtener tu asado, puedes utilizarlo como base para una variedad de platos deliciosos, por ejemplo: unas apetitosas croquetas de Lacón para variar las ya conocidas de jamón. También con las sobras puede preparar un buen sándwich.

Pues bien, si decides preparar un  jamón asado o lacón asado, ten en cuenta que se trata del mismo tipo de carne. La diferencia la encontrarás en que tendrás piezas que tengan mayor cantidad de carne y más jugosas que otras, dependiendo de la parte del cerdo que elijas para cocinar. Los aderezos que utilice le ayudaran a degustar de un buen plato y alegar el paladar más exigente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad