¿Cuántas etiquetas de jamón ibérico hay?

Diferentes tipos de jamón

Para ayudar a los consumidores a conocer de un vistazo el origen de los jamones ibéricos españoles comprados en tiendas especializadas y supermercados, en enero de 2014 ha entrado en vigor un nuevo sistema de etiquetas. El esquema de colores clasificará cada jamón en uno de los cuatro grupos y forma parte de una serie de otros cambios que se están introduciendo.

El nuevo sistema aparecerá con el tiempo, ya que primero hay que vender las existencias actuales en las tiendas. Estas nuevas etiquetas se colocarán en los jamones en origen y se hará mayor hincapié en la necesidad de poder rastrear cada animal mediante un «libro genealógico». El objetivo general es reforzar la confianza de los consumidores en un mercado que ha sufrido un exceso de producción y una importante caída de las ventas durante la recesión.

Las normas de etiquetado no sólo se aplicarán a los jamones ibéricos, sino que se extenderán también a otros productos del cerdo, como la paleta y el lomo. Si no está seguro de la diferencia entre «jamón» y «paleta», recuerde que el jamón se refiere a las patas traseras mientras que la paleta es para las patas delanteras más pequeñas, un jamón típico pesa alrededor de 7,5 kg y una paleta alrededor de 5 kg.

Jamón ibérico de bellota

Hace un tiempo escribimos un post sobre los diferentes precintos del jamón ibérico y su significado. Hoy vamos a ver la importancia del etiquetado y los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un jamón.

4) Por último, también debe aparecer la leyenda: «Certificado por», seguido del nombre de la empresa que se ha encargado de la certificación de estos productos. En el caso de las piezas con Denominación de Origen, es el propio Consejo Regulador el que las certifica.

Los precintos de plástico son siempre lo primero en lo que debemos fijarnos a la hora de comprar un jamón, pero no debemos olvidar comprobar la información que también aparece en la etiqueta o la vitola. La información que aparece en estos dos elementos debe ser coherente. Podemos encontrarla:

3) Para el Sello Verde, la etiqueta debe indicar: Jamón de Cebo de Campo 100% Ibérico o Jamón de Cebo de Campo Ibérico. En el segundo caso debe indicarse si es 75% de raza ibérica o 50% de raza ibérica.

Si no se dan estas coincidencias, es posible que algo extraño esté ocurriendo y que el producto no cumpla con la normativa o que estés ante un posible fraude. Si quieres tener una mínima garantía, te recomiendo que sólo compres productos que estén perfectamente etiquetados e identificados.

Tipos de jamón ibérico

Muchos consumidores compran jamón de etiqueta negra pensando que están comprando jamón ibérico de la más alta calidad. Sin embargo, cuando lo prueban, descubren que el sabor no corresponde a la gama alta, sino a un jamón barato.

Los consumidores empiezan a familiarizarse con la clasificación por colores de las distintas calidades de jamón, que utiliza el color negro del precinto para el jamón de mayor calidad; el jamón de bellota 100% ibérico.

Esta normativa, incluida en la norma de calidad del ibérico, determina los colores para los precintos o bridas de los jamones, y no para las etiquetas. Dejando total libertad a los productores en cuanto al color que desean utilizar para la etiqueta o banda.

Muchas empresas están utilizando el reclamo de la etiqueta negra en jamones que no son de bellota, y a veces no ibéricos, conscientes de que el público en general suele asociar el color negro de máxima calidad con la etiqueta, y no con el precinto. Ya que no conocen en profundidad los detalles que regulan las cualidades del jamón. Estas ofertas no llevan el sello negro identificativo de la máxima categoría.

Etiquetas Ibéricas

Hay tantos tipos y calidades de jamones que puede disfrutar mientras vive en España, que podría sentirse abrumado. Pero a menos que conozca su jamón serrano, probablemente no sepa por dónde empezar.  El sabor y la calidad no sólo dependen de la raza del cerdo, sino también de su alimentación y de cómo y dónde se cría y procesa.  Por eso, en Typical Non Spanish queremos explicarle los factores clave que le ayudarán a determinar cuál pedir la próxima vez que vaya al bar o al restaurante o que compre jamón para saborearlo en casa con los amigos y la familia.

El jamón en España es tan codiciado que existe el sello de Denominación de Origen, que garantiza que cumplen las normas y el año pasado. El gobierno español aprobó un nuevo sistema de etiquetado que le permitirá distinguir más fácilmente cada grado.

Hay cuatro grados diferentes, siendo el mejor el Jamón Ibérico de Bellota o de pata negra, que sólo representa el 5% de la producción total de jamón. Hay que tener en cuenta que los jamones ibéricos proceden todos de las provincias y pueblos de Huelva, Teruel y Guijuelo y que los cerdos ibéricos pueden comer hasta diez kilos de bellota al día.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad