¿Cuál es la parte más seca del jamón?

Jamón Smithfield

El jamón curado es una opción popular por su sabor único. El proceso de curado es lo que le da a la carne su sabor atrevido. ¿Sabía que hay dos formas de curar un jamón? Es importante saber si el jamón que compra está curado en seco o en húmedo, ya que esto marcará la diferencia en la forma de cocinar, servir y almacenar la carne. Para ayudarle a estar mejor preparado para la seguridad en la manipulación de alimentos, veamos la diferencia entre ambos y lo que esto significa para usted, el consumidor.

El jamón curado puede conservarse en el frigorífico entre 3 días y 3 meses, dependiendo del tipo que sea. Es importante para su salud saber con qué tipo de jamón curado está tratando y seguir las instrucciones de seguridad alimentaria de la FDA que se encuentran aquí.

Jamón wiki

Todos los tipos de jamón comienzan como un asado cortado de la pata trasera de un cerdo. Se denomina jamón fresco. Antes de ser preparado, no es diferente de cualquier otro asado de cerdo. Para convertirse en jamón, la carne de cerdo se envejece, se cura, se ahuma y/o se cuece.

El jamón francés deshuesado y salado recibe su nombre de la ciudad portuaria del suroeste de Francia, Bayona. Este jamón deshuesado se sala y se cura en seco durante seis meses. Los aficionados disfrutan de las lonchas en pan campesino con mantequilla.

Este jamón recibe su nombre de la zona de Alemania donde se produjo por primera vez, así como de su exterior ennegrecido. El jamón deshuesado se sala y se condimenta con bayas de enebro, cilantro, pimienta y ajo antes de ser curado y ahumado en frío.

Esta carne ahumada precocinada se elabora con un corte magro extraído del lomo en lugar de la pierna o la grupa. El tocino canadiense es mucho más parecido al jamón que a la panceta y tradicionalmente se fríe en sartén y se sirve en el desayuno.

El jamón de campo es popular en el sur de Estados Unidos y debe ser curado, envejecido y secado al menos 70 días. Suelen estar curados en sal, ahumados sobre maderas duras aromáticas y envejecidos al menos seis meses. La mayoría de los jamones curados en el campo no están cocidos y necesitan ser cocinados.

Jamón crudo

Voy a empezar por la mayor duda a la hora de colocar un jamón y la más fácil de resolver: ¿La pezuña hacia arriba o hacia abajo? Pues bien, te sorprenderá, y no lo olvidarás nunca más a partir de hoy, en qué posición debes colocar el jamón serrano.

Si lo vais a consumir muy rápido, en cuestión de un día, bien porque es una celebración, o en pocos días porque en casa sois adictos empedernidos a comer jamón, dará igual por dónde lo empecéis, a no ser que queráis empezar, por capricho, a hacerlo por la parte más tierna y jugosa, la MAZA, o por la más curada y dura, la BABILLA.

La imagen lo dice todo. Aunque la foto es de un jamón ibérico, se distingue por la pezuña negra (aunque hay cerdos de capa blanca que también la tienen), pero sobre todo por el aspecto estilizado de la pieza; su caña es mucho más fina y el corte en V, a diferencia de muchos jamones serranos que son más redondos y de caña más gruesa.

Si vas a tardar un tiempo considerable, una semana o semanas, te recomiendo que empieces por la babilla, la parte más seca, ya que si lo haces al revés, corres el riesgo de que en esas semanas esa zona se reseque aún más.

Jamón del país

El corte superior de la pata trasera del cerdo. El extremo de la culata es más carnoso pero contiene más grasa que el extremo del jarrete del jamón entero y es más difícil de trinchar porque contiene la cadera y el hueso pélvico. Si el corte se encuentra etiquetado como «mitad de culata», no se le ha quitado la loncha central de jamón. Si se le ha cortado la loncha central, el corte se etiquetará como «porción de culata».

Corte inferior del pernil del cerdo. El extremo del jarrete contiene menos grasa, no es tan carnoso como el extremo de la culata, pero sólo contiene un hueso de la pierna, lo que hace que sea más fácil de trinchar. Tiene un sabor ligeramente más dulce. Si el corte se encuentra etiquetado como «medio jarrete», no se le ha quitado la loncha central de jamón. Si se le ha cortado la loncha central, el corte se etiquetará como «porción de jarrete».

Este corte, también conocido como corte central de jamón, tiene un grosor de aproximadamente ½ a 1 pulgada y se corta desde el centro del jamón, donde se separan la culata y el jarrete. Está disponible curado y ahumado. La loncha del centro del jamón es el mejor corte del jamón.

Los jamones están disponibles frescos o curados, y a veces ahumados. Hay muchas variedades de jamón, que se diferencian según los métodos de curación y elaboración. El proceso de curación se utiliza para conservar, desarrollar un color más profundo e intensificar el sabor del jamón. Los jamones son cortes más grandes que se utilizan para servir a varias personas. Un jamón entero puede pesar de 10 a 20 libras o más, pero generalmente se vende en mitades. Son bastante bajos en grasa pero altos en sodio y están disponibles con hueso, semideshuesados o deshuesados. Hay tres tipos básicos de jamón. Los tipos se explican a continuación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad