¿Cómo se puede detectar la listeria?

Cómo comprobar la presencia de listeria durante el embarazo

Estos brotes llevaron a la Organización Mundial de la Salud a concluir que L. monocytogenes es un contaminante ambiental que se transmite principalmente a los humanos a través de los alimentos. Aunque la incidencia de la listeriosis es al menos 100 veces menor que la de otros patógenos transmitidos por los alimentos, como el Campylobacter y la Salmonella, la gravedad de la enfermedad, la elevada tasa de mortalidad (hasta el 40% en algunos brotes) y el hecho de que afecte principalmente a sectores vulnerables de la población, han centrado una gran atención en L. monocytogenes. Ahora se ha convertido en el objetivo de gran parte de las pruebas microbiológicas realizadas por la industria alimentaria.

Las bacterias del género Listeria son bacilos grampositivos, facultativamente anaerobios, no formadores de esporas, y son comunes en el entorno natural. El género contiene actualmente seis especies, L. monocytogenes, L. innocua, L. welshimeri, L. seeligeri, L. ivanovii y L. grayi, y cuatro subespecies. Cuatro especies han sido implicadas en casos de enfermedad humana, pero L. monocytogenes es, con mucho, la más importante y es la causa de la mayoría de los casos de infección humana notificados. La especie se compone de al menos 13 serotipos diferentes, todos los cuales pueden causar listeriosis, pero el más comúnmente encontrado en la infección humana es el serotipo 4b.

Síntomas de la listeriosis

Sólo desde principios de la década de 1980 las infecciones en humanos por Listeria monocytogenes pueden atribuirse claramente al consumo de alimentos contaminados. Se identificó una amplia gama de alimentos, principalmente de origen animal pero también vegetal, como causa de casos individuales o brotes colectivos de la enfermedad. Uno de los primeros brotes de listeriosis más grandes registrados en Canadá fue causado por la lechuga (1981 con 41 casos). Recientemente, se han registrado casos de enfermedad en la Unión Europea relacionados con el consumo de diferentes tipos de queso blando elaborado con leche cruda. Los informes de prensa al respecto han causado inquietud entre la población en general.

Las listerias son bacterias muy extendidas en el medio ambiente, sobre todo en la agricultura. La especie Listeria monocytogenes también desempeña un papel como patógeno en los seres humanos y los animales. En los seres humanos, la enfermedad suele ser relativamente inofensiva, similar a una infección por gripe. Algunos grupos de riesgo, como las mujeres embarazadas y los recién nacidos, pueden desarrollar síntomas graves (partos de niños muertos o prematuros y listeriosis infantil). En las personas mayores y en las que tienen una respuesta inmunitaria debilitada a la infección, pueden aparecer formas graves de listeriosis con un cuadro clínico de meningitis o sepsis. El 30% de estos casos son mortales.

Prueba de laboratorio para la listeria

ResumenAntecedentesListeria monocytogenes (L. monocytogenes) es un patógeno bacteriano intracelular facultativo que puede invadir diferentes células de mamíferos y llegar al sistema nervioso central (SNC), provocando meningoencefalitis y abscesos cerebrales. En el diagnóstico de la meningoencefalitis por L. monocytogenes (LMM), la prueba tradicional suele dar resultados negativos debido al tratamiento con antibióticos o a un bajo número de bacterias en el líquido cefalorraquídeo. Hasta la fecha, el diagnóstico oportuno y el tratamiento preciso siguen siendo un reto para los pacientes con infecciones por listeria.Presentación del casoPresentamos el caso de una mujer de 66 años cuyas manifestaciones clínicas se sospecharon como meningoencefalitis tuberculosa, pero el caso fue finalmente diagnosticado correctamente como LMM por secuenciación de próxima generación (NGS). La paciente fue tratada con éxito utilizando una terapia antibacteriana combinada, compuesta por ampicilina y trimetoprim-sulfametoxazol.ConclusiónPara mejorar la sensibilidad del diagnóstico de LMM, utilizamos la NGS para la detección de L. monocytogenes. Por lo tanto, la utilidad clínica de este enfoque puede ser muy útil, ya que proporciona resultados rápidos y fiables.

¿La listeria desaparece por sí sola?

La bacteria listeria puede encontrarse en el agua y el suelo. Los animales infectados, aunque no estén enfermos, pueden ser portadores de la bacteria, propagarla y contaminar los alimentos. La listeria puede transmitirse a las personas por varios métodos diferentes. El consumo de alimentos contaminados con la bacteria, como la leche cruda (no pasteurizada) o las verduras contaminadas, suele ser una fuente de casos. La bacteria puede pasar de la madre al feto durante el embarazo o directamente al recién nacido en el momento del nacimiento.

Las pruebas de laboratorio específicas son la única manera de diagnosticar esta enfermedad. Un análisis de sangre, líquido cefalorraquídeo o líquido amniótico/placenta que busque la bacteria podrá mostrar si la enfermedad está presente.

Dado que la bacteria está muy extendida en la naturaleza, las medidas sanitarias básicas, como utilizar sólo productos lácteos pasteurizados, comer carnes cocidas, lavar los productos agrícolas y lavarse las manos, las superficies de trabajo de la cocina y los utensilios con agua y jabón inmediatamente después de haber estado en contacto con carne cruda o aves de corral, ofrecen la mejor protección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad