¿Cómo poner la paleta en el jamonero?

Cómo cortar un jamón ibérico

Una vez que hemos comprado el jamón, es el momento de colocarlo en el jamonero para empezar a disfrutarlo. En primer lugar, debemos tener claro el tipo de consumo que le vamos a dar a la pieza; no es lo mismo si queremos consumirlo durante un largo periodo de tiempo o si queremos consumirlo en el mismo día.

También dependerá mucho del punto de curación de nuestro jamón y del tipo de jamón que sea. Por ejemplo, la calidad de la grasa o infiltración que tenga un jamón de Bellota 100% Ibérico dará mayor jugosidad a la pieza cuando la cortemos y la conservemos. La experiencia será muy diferente si lo comparamos con un jamón blanco.

1. Lo consumiré en casa En casa solemos hacer un consumo prolongado del producto, es decir, nos comemos el jamón poco a poco. También dependerá del punto de curación del jamón cuando se vaya a consumir. Este será realmente el aspecto que nos dará las claves para empezarlo por un lado o por otro.

Si la pieza está muy curada y para este tipo de consumo, suelo recomendar empezar por la parte más estrecha, la «babilla». Cuanto más tiempo dejemos la «babilla» sin cortar, más se curará y puede quedar demasiado seca. Debemos tener en cuenta que esta parte es la menos infiltrada y la más curada. Como tardaremos unos días en comer toda la pieza, es preferible empezar por esta parte porque a veces, si la dejamos para el final, puede quedar muy seca y no podremos aprovecharla del todo.

Jamonero

Este soporte es perfecto para jamones y paletas y le lleva al siguiente nivel de competencia en el trinchado manual. Es muy fácil de usar, limpio y te da la posibilidad de colocar el jamón en múltiples posiciones. La posición de la palanca central vertical le permite deslizar el jamón colocándolo más vertical u horizontal según el deseo del cortador.

El cabezal donde entra la garra y sujeta el jamón o paleta es giratorio a ambos lados 360 grados permitiendo iniciar, limpiar y completar el corte de la pieza sin tener que desenroscar y atornillar de nuevo el jamón.

Jamoneros para tallar y exponer

Voy a empezar por la mayor duda a la hora de colocar un jamón y la más fácil de resolver: ¿La pezuña está arriba o abajo? Pues te sorprenderá, y no lo olvidarás nunca más a partir de hoy, en qué posición debes colocar el jamón serrano.

Si lo vais a consumir muy rápido, en cuestión de un día, bien porque es una celebración, o en pocos días porque en casa sois adictos empedernidos a comer jamón, dará igual por dónde lo empecéis, a no ser que queráis empezar, por capricho, a hacerlo por la parte más tierna y jugosa, la MAZA, o por la más curada y dura, la BABILLA.

La imagen lo dice todo. Aunque la foto es de un jamón ibérico, se distingue por la pezuña negra (aunque hay cerdos de capa blanca que también la tienen), pero sobre todo por el aspecto estilizado de la pieza; su caña es mucho más fina y el corte en V, a diferencia de muchos jamones serranos que son más redondos y de caña más gruesa.

Si vas a tardar un tiempo considerable, una semana o semanas, te recomiendo que empieces por la babilla, la parte más seca, ya que si lo haces al revés, corres el riesgo de que en esas semanas esa zona se reseque aún más.

Cómo trinchar una paleta de jamón ibérico

Nuestra impresionante paleta de jamón Gran Reserva procede de cerdos de raza pura criados en las mejores dehesas y alimentados exclusivamente con bellotas de alcornoque. En espacios naturales de más de 10.000m2 por animal, estos cerdos han caminado libremente por las ricas dehesas de Guijuelo. Seleccionados a mano por nuestros maestros artesanos y curados durante 36 meses.  El resultado es la carne más jugosa y dulce que jamás haya probado.

La paleta es la pata delantera del cerdo y contiene algo menos de carne que nuestros jamones. Dado que son más pequeñas y pesan menos, el proceso de curación es más corto. La salazón en crudo exagera el sabor y su tono rojizo resalta los exquisitos sabores que están por venir.

En nuestra selección Gran Reserva, encontrará los jamones más exclusivos que provienen de cerdos de raza pura criados en total libertad y alimentados con bellotas de alcornoque. Los tiempos de curación son:  36 meses para el jamón y 36 meses para la paleta.

Piezas enteras: Si ya eres un experto en jamones y tienes todas las herramientas necesarias, nada mejor que una de nuestras piezas enteras para disfrutar de una loncha de jamón o paleta recién cortada. Un jamón entero pesa alrededor de 8 kg frente a una paleta que pesa alrededor de 5,5 kg.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad